Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Inconvenientes en los ordenadores portátiles

ALMALASI - 26/09/2008 - DERECHOS AUTOR
CUALES SON LOS INCONVENIENTES QUE PODEMOS TENER CON UN ORDENADOR PORTATIL.



La tecnología en ordenadores avanza a pasos agigantados, y buena prueba de esto lo tenemos en los ordenadores portátiles de última generación. Aunque básicamente es el mismo producto, poco tiene que ver en cuanto a precio y prestaciones un portátil actual con uno de hace apenas un par de años.

Unos precios cada vez más bajos y unas prestaciones cada vez más altas, junto con unos diseños cada vez más atractivos, han hecho que sea este uno de los productos que han tenido un mayor aumento de mercado.

Pero ¿quiere decir esto que se han equiparado con un ordenador de sobremesa? Pues la verdad es que, aunque en muchos aspectos pueda parecer que sí, en otros se siguen manteniendo unas notables diferencias que siguen jugando a favor del ordenador de escritorio (montado sobre la base de componentes tradicionales, se entiende), resultando ser unos inconvenientes en contra de los portátiles.

Vamos a dar un repaso a cuales son algunos de estos inconvenientes:

Precio de compra:

Es cierto que han bajado bastante de precio, pero parte de esta reducción se debe en parte a la aparición de modelos de bajas prestaciones (para lo que se estila hoy en día). En todo caso, incluidos estos ordenadores de tipo económico, siguen siendo más caros que un PC de sobremesa de iguales características y prestaciones.

Mantenimiento y limpieza:

El mantenimiento físico de un portátil es bastante más complicado que el mantenimiento de un PC, incluso para personal acostumbrado a ello. Esto desde luego varía bastante de una marca a otra, e incluso dentro de una misma marca, de un determinado modelo a otro, pero en ningún caso llegan a los niveles de accesibilidad de un PC.

Ampliaciones:

Si descartamos como tales el conectar algún periférico mediante USB, las posibilidades de ampliación de un portátil siguen siendo bastante escasas, limitándose en todo caso a una ampliación de memoria RAM, sustitución de la unidad óptica o de disco duro. Es cierto que en algunos modelos es posible cambiar el procesador por uno superior, pero la mayoría de las veces son procesadores no demasiado fáciles de conseguir en el mercado o bien dependemos de las limitaciones impuestas por el fabricante. Además, estos componentes, aunque han bajado bastante de precio, siguen siendo sensiblemente más caros que los montados en un PC.

Limitaciones:

Aunque cada vez son menos, un portátil sigue teniendo una serie de limitaciones en su configuración, que por lo general están relacionadas con la evacuación del calor producido y por el consumo de algunos componentes, dato este de gran importancia cuando se trabaja con la batería.

Es cierto que en algunos casos se está recurriendo a soluciones realmente ingeniosas, como es el caso del nuevo Fujitsu Amilo XA 3530 en cuanto a la gráfica, que monta un sistema de doble gráfica (una ATI Mobility Radeon HD 3650 Hybrid y una ATI Radeon HD 3200), con cambio dinámico entre ellas para primar en el primer caso las prestaciones y en el segundo el consumo, y que los fabricantes de chipset para gráficas (ATI y nVidia) están sacando sus más avanzados chipset en versiones para portátiles, pero como ya hemos dicho, la disipación térmica y el consumo siguen siendo un obstáculo que a veces frena el poder sacarle a estas tarjetas todo su potencial.

Averías:

Este tema sí que para usuarios de un cierto nivel puede marcar diferencias, y digo para un usuario de un cierto nivel y conocimientos técnicos porque si se carecen de éstos es mejor ni tocarlos. Vamos a ver esto en varios apartados, siempre desde un punto de vista del usuario con unos ciertos conocimientos.

- Detección de la avería: Por lo limitadas que son las pruebas que puede hacer el usuario, una avería en un portátil es mucho más complicada de determinar que en un PC de sobremesa, y muchísimo más limitadas las pruebas que el usuario puede hacer. No es que en un PC sean muchas tampoco, pero sí que son las suficientes como para poder determinar (o más bien descartar) cual es el origen de la avería en muchos casos.

- Reparación: Si ya en la detección va a tener mayores problemas que con un PC, en la reparación estos se van a multiplicar, ya que hay varios factores que no ayudan mucho. Para empezar, los componentes de portátil que se pueden conseguir fuera de los canales de los distribuidores oficiales son muy limitadas (memorias, discos duros, unidades ópticas y muy poco más), siempre, como ya hemos dicho en el apartado de Ampliaciones, a un precio sensiblemente superior a los correspondientes para un PC (como ejemplo, un disco duro SATAII de 320GB en formato 2.5'' (para portátil) es aproximadamente un 45% más caro que en formato 3.5'' (para PC de sobremesa)).
Incluso algo tan simple en un PC como es sustituir la pila de la placa base, en un portátil puede llegar a ser toda una odisea, y, en ocasiones, obligarnos a llevar éste a un SAT especializado, a lo que hay que añadir que no todos los portátiles utilizan el mismo tipo de pila y que en muchas ocasiones éstas van soldadas a la placa base.

Esto es más notorio en otros componentes, y además sin soluciones alternativas a la sustitución de la placa base en muchos de los casos. Vamos a ver algunos de estos casos y la posible opción que en un PC se nos puede ofrecer:

- Tarjeta de sonido: PC - O bien cambio de placa base (nos referimos por supuesto a sonido integrado) o bien tarjeta de sonido PCI (que las hay desde bastante poco dinero) -- Portátil - o cambiamos la placa base o como mucho tarjeta de sonido USB.

- Tarjeta gráfica: PC - O bien cambio de placa base (nos referimos a gráfica integrada, si no es integrada basta con cambiar la tarjeta) o bien tarjeta gráfica PCIe o AGP -- Portátil - Cambio de la placa base, sin otra alternativa.

- Fallo en puertos I/O: PC - O bien cambio de placa base o bien tarjetas PCI con el puerto que falle -- Portátil - Cambio de placa base o adaptador PCMCIA, que están bastante limitados y son más caros que una tarjeta PCI.

- Fuente de alimentación: En ambos casos es sustituirla, pero el costo de un transformador suele ser muy superior al de una fuente de alimentación de calidad, con la dificultad añadida de que no siempre son demasiado fáciles de encontrar.

- Unidad óptica: Esta es casi la excepción, ya que lo que es la unidad en sí suele ser bastante compatible con algunas existentes en el mercado, como puede ser la LG GSA-T20 a la que sólo tenemos que colocarle los adaptadores de la unidad estropeada. Esto es al menos una buena solución, aunque no en todos los portátiles puede hacerse.

Tenemos además otros elementos ya propios del portátil, en los que las soluciones no suelen ser económicas precisamente, como son:

- Batería: Suelen ser caras, incluso si no compramos las originales de la marca. A este respecto hay que decir que no suele haber gran diferencia entre que sea la original de la marca del portátil o no (siempre que le batería sea buena y a ser posible de la misma marca), ya que en realidad ningún fabricante de portátiles (salvo Sony) fabrica sus propias baterías. Casi todas son o Sony o Varta, que son los dos especialistas en este tema. A esto hay que añadir que la batería tiene una garantía inferior al resto del portátil (por lo general solo un año), y que la vida útil de una batería es limitada.

- Entrada de alimentación: Si bien no es un elemento que se rompa con mucha asiduidad, sí que se rompe a veces, y salvo que tengamos la inmensa suerte de que no se haya roto ninguna pista o la propia placa, la solución pasa por sustituir la placa base.

- Teclado: Siempre hay que recurrir al servicio post venta del fabricante del portátil, y aunque casi siempre el usuario puede sustituirlo (no suele ser difícil), a veces es una operación sumamente complicada. Además, son muy caros si los comparamos con teclados de calidad para PC, pero la mayor dificultad en la mayoría de los casos está en obtenerlos.

- Touchpad (ratón del portátil): La sustitución de este está reservada a los servicios oficiales, y los precios suelen ser muy altos, aunque en estos casos tenemos el recurso de utilizar un ratón USB. En algunos modelos la sustitución del Touchpad implica la de buena parte de la carcasa.

- Pantalla: En la mayoría de los casos hay que recurrir a los servicios oficiales. El mercado de pantallas genéricas y/o compatibles es muy reducido (casi inexistente) y no para todos los modelos. Además, no siempre es fácil conseguirlas ni en los servicios oficiales, sobre todo para un particular, debido a las limitaciones que muchas marcas tienen en lo que a la venta de repuestos se refiere. A esto hay que añadir que los componentes básicos de la interfaz de visión (que no solo es la pantalla) suelen estar distribuidos por el ordenador, lo que dificulta bastante más averiguar el origen de la avería y repararla. En cualquier caso, suele ser siempre más cara una reparación en la pantalla de un portátil que comprar un monitor nuevo de 19''.

- Placa base: Llegados aquí sí que nos podemos encontrar con un muro que nos lleva sin remedio a un SAT autorizado o al servicio oficial de la marca, ya que las placas base suelen ser específicas para un modelo concreto de portátil, no existiendo lo que se puede llamar un modelo genérico de placa base, y lo mismo que existe una normalización en cuanto a la colocación de los puertos externos en una placa base para PC de sobremesa y la colocación del resto de componentes en su superficie suele ser indiferente, en las placas base para portátiles esto no existe en absoluto, y la colocación de los componentes en su superficie es fundamental. A esto hay que añadir que no es un producto que se encuentre en los canales habituales de distribución, y en todo caso hay que recurrir al servicio postventa del fabricante del ordenador para poder comprarla.

- Roturas en la carcasa: Pues más de lo mismo. O hacemos un arreglo casero en plan Super-Glue o recurrimos a un SAT autorizado o al servicio oficial de la marca. Eso sí, siempre con un precio que sobrepasa el de una caja media... y eso sin contar la correspondiente mano de obra. Y hay que tener muy en cuenta que, por ejemplo, las sujeciones de la pantalla no suelen ser demasiado fuertes.

Ahora bien, estos servicios raramente venden ciertos componentes a particulares, y en muchos casos tan solo se las facilitan a los SAT homologados por ellos, lo que en la práctica es equiparable a depender de los servicios oficiales.

Esto no deja de ser curioso si tenemos en cuenta que en realidad tan solo Asus y un par de fabricantes de portátiles más fabrican sus placas base, e incluso en el caso de estos tampoco fabrican las placas base de todos sus modelos, a veces tan solo los de gama alta, pero existe una aversión total por parte de los fabricantes/ensambladores de portátiles a comunicar siquiera cual es el fabricante de la placa base que montan.

Esto permite al fabricante/ensamblador un control bastante grande (mucho mayor que en un PC de sobremesa de esa misma marca) sobre el producto que vende, pudiéndose dar incluso el caso de que dos modelos con la misma (en teoría) placa base tengan limitaciones en cuanto a procesadores que admiten que haga imposible que en uno de los modelos se pueda cambiar éste por uno superior.

Pero no acaban aquí las dificultades cuando se trata de una avería en un portátil. Es que incluso si ya hemos decidido llevarlo a un SAT, no todos trabajan este tipo de ordenadores (y menos bien), y los que hay suelen estar especializados en determinadas marcas. Siempre queda por supuesto el recurso del Servicio Oficial de la marca, que si bien no suele ser barato precisamente sí que ofrece una serie de garantías (aunque esto depende mucho de la marca y del servicio correspondiente).

En resumen, que una avería en un portátil (fuera del periodo de garantía, se supone) nos va a dar siempre bastantes más quebraderos de cabeza y nos va a salir bastante más cara su reparación que si de la misma avería en un PC de sobremesa se tratara.

Estos inconvenientes, que no solo son privativos de los portátiles, sino que también son aplicables a los nuevos Mini PC y a algunos ordenadores de escritorio de configuración muy cerrada, no quieren decir ni mucho menos que un portátil sea una mala compra, que no lo es, y además tienen muchas y buenas ventajas, solo son cosas que hay que tener en cuenta antes de tomar una decisión, ya que no estamos hablando de una inversión pequeña, y un error al elegir una determinada configuración es más fácil y económico de solucionar en un ordenador de sobremesa que en un portátil.



Tags: Rendimiento, Portatiles
Opiniones de nuestros lectores:

Opinión 1.

fernan7 - Re: Inconvenientes en los ordenadores portátiles - Fecha: 30-12-2010 13:28:05.
Pues a mi me dieron a elegir si queria un portatil o sobremesa y elegi portatil y estoy muy contento aunque si que e oido que los de sobremesa resisten mas.

Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos17 Diciembre 2018