Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Placas base: ¿Son todas iguales?

ALMALASI - 23/05/2008 - DERECHOS AUTOR
IMPORTANCIA DE LA ELECCION DE LA PLACA BASE PARA EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE UN ORDENADOR.



La placa base es uno de los elementos fundamentales en el desempeño de un ordenador. No vamos a tratar en este tutorial de los diferentes tipos de placas base que hay en el mercado atendiendo a su socket (procesadores) o a consideraciones diferenciadoras de otro tipo, sino más bien en cuanto a las diferencias que podemos encontrar entre placas en teoría iguales (o al menos muy similares), pero que a veces nos preguntamos el motivo de unas diferencias de precios que pueden llegar a ser bastante grandes.

Muchas veces vemos configuraciones en las que se invierte bastante dinero en un buen procesador (cuanto más potente y con más núcleos mejor, aunque luego no vayamos a utilizar ni un 50% de sus posibilidades), en una súper tarjeta gráfica (incluso en SLI o CrossFire, aunque luego casi que no utilicemos sus ventajas ni aprovechemos su rendimiento), pero en la que escatimamos unos euros en la placa base.

Esto luego trae consigo comentarios tales como mi amigo tiene un ordenador inferior al mio, pero le va mejor.

Una placa base de calidad es imprescindible si realmente queremos sacarle todo el rendimiento a nuestro ordenador. En el mercado hay placas base económicas en las que se recurre a diversos medios para abaratar el costo y, por consiguiente, el precio de venta.

Algunas marcas recurren a la calidad de los materiales empleados, y estas son precisamente las que suelen dar más problemas. Pero hay otras que sin sacrificar la calidad sí que sacrifican el rendimiento de la placa base.

Por este motivo es muy importante que al comprar una placa base leamos muy bien todas sus características, y no sólo las principales y por encima (a veces sólo miramos si va a admitir el procesador que tenemos pensado poner y si admite bastante memoria RAM o si admite determinada tarjeta gráfica, sin pararnos a pensar si luego esta gráfica va a ser capaz de darnos todo su rendimiento en esa placa base).

¿Y con qué nos podemos encontrar?

Pues vamos a ver algunas de las sorpresas que podemos encontrarnos, que son bastantes:

Memoria:
Aquí podemos encontrarnos con que admita una menor cantidad de memoria RAM, pasando incluso por un número menor de slot. Esto en principio puede no ser grave, ya que es algo que se ve fácilmente, y además, si no tenemos pensado ampliar la memoria por encima de los 2GB ¿para que queremos una placa con 4 slot?

Pero lo que ya no es tan evidente (y pasa en muchas placas de bajo costo) es que a la hora de incrementar la RAM nos encontramos con limitaciones en la velocidad de ésta. Es bastante común en este tipo de placas de bajo costo que admitan módulos a 800MHz... siempre que se trate de uno, pero en el momento en que instalamos más de un módulo la velocidad se reduce a 667MHz o incluso en algunos casos a 533MHz. En algunos casos ni tan siquiera soportan módulos a 800MHz.
Actualmente casi todas las placas base admiten memorias en Dual Channel, pero no todas lo admiten a la misma velocidad.

Gráfica:
Aquí nos encontramos con una paradoja: Las placas de bajo costo suelen ser casi siempre placas con la gráfica integrada.

Esto no deja de ser curioso, ya que se podría pensar que una forma de abaratar costos sería precisamente dotar a la placa de menos componentes, y no de más.

Claro que luego, cuando miramos el tipo de gráfica que incorporan (y sobre todo sus prestaciones), podemos comprender esta postura, ya que el resto de componentes que intervienen en el desempeño de la gráfica están en concordancia con la gráfica que montan.
Es cierto que estas placas suelen tener un puerto AGP 8x o PCIe X16 para insertarles una tarjeta gráfica, pero el rendimiento real de éstos raramente llega a ser el mismo que el que se obtiene en una placa base de costo (y gama) superior.

Otra de las limitaciones en este apartado se da en las placas de bajo costo con sistemas SLI o CrossFire.

Una placa base SLI o CrossFire de gama media - alta tiene dos puertos PCIe X16 y soporta SLI o CrossFire a X16 en ambas tarjetas, pero... ¿qué pasa con estas placas de bajo costo?
Pues algo muy sencillo. Si bien físicamente cuentan con dos puertos PCIe X16 uno de ellos no lo es, siendo en realidad un puerto PCIe X4 (aunque del tamaño de un PCIe X16, para compatibilidad con las tarjetas gráficas).

El primer resultado de esto es que cuando montamos un sistema SLI o CrossFire en una placa de este tipo nuestras gráficas se comunican con el resto del sistema a... X4, lo que hace que incluso con unas tarjetas de gama alta (en las que nos hemos gastado un buen dinero) el rendimiento sea bastante pobre, apenas superior del obtenido con una buena tarjeta AGP a 8x, e inferior al que se obtiene con una sola tarjeta gráfica.

Chipset:
Este es un tema muy importante, ya que del chipset (de su calidad y prestaciones) depende en gran medida el resto de las prestaciones del equipo. Rara vez una placa de bajo costo incorpora un chipset de primera línea, evidentemente por el incremento en precio que esto supone.

Estabilidad:
Mucho nos fijamos en las prestaciones, pero a veces olvidamos lo más importante. Esto es la estabilidad de estas prestaciones. No sólo hay que mirar cual es la velocidad máxima que puede llegar a darnos, sino (y sobre todo) cual es la velocidad máxima que es capaz de mantener. Y no solo de mantener, sino de mantener siendo estable el sistema

Circuito eléctrico:
Es en este punto en uno de los que más suelen fallar este tipo de placa base. Los problemas más habituales que suelen presentar son los relativos al mantenimiento estable de las tensiones que debe entregar. Esto suele provocar, entre otras cosas, un mayor calentamiento de los componentes, una mayor posibilidad de averías en los mismos y fallos e inestabilidad en el sistema.

No quiero decir con todo lo expuesto que todas las placas base de bajo costo sean malas (que no lo son, y buena prueba de ello son las placas Asrock), pero sí que algunas sí que lo son, que debemos estudiar muy bien las características de una placa base antes de decidirnos a comprarla, y sobre todo, que debemos ser conscientes de lo que estamos comprando.
Evidentemente una placa base de bajo costo puede ser una solución ideal para un equipo al que no se le van a pedir unas prestaciones muy altas, pero si lo que queremos es un equipo de primera línea y que nos funcione a la perfección, evidentemente tenemos que reservar una buena parte de nuestro presupuesto a la compra de la placa base, y dependiendo de la que vayamos a montar esa parte puede ser bastante alta.

Tutoriales relacionados:

En este tutorial se citan algunos conceptos y tecnologías. Para una mayor comprensión de éstos, recomendamos la lectura de los siguientes tutoriales:

PLACA BASE: COMPONENTES Y FUNCIONES
Qué es el sistema SLI y el sistema CrossFire
Consejos para comprar una placa base
Qué es el chipset de una placa base





Tags: Hardware, Placas base
Opiniones de nuestros lectores:

Opinión 1.

Visitante - Re: Placas base: ¿Son todas iguales? - Fecha: 25-11-2010 10:15:24.
creo q no todas son iguales :|

Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos13 Diciembre 2018