Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Comprar Ordenador portatil o de sobremesa

JOSITO - 07/05/2007 - DERECHOS AUTOR
¿QUE ELECCION ES MAS INTERESANTE, UN ORDENADOR DE SOBREMESA O UN PORTATIL?.

Estamos ante una duda que se le plantea a mucha gente y que por lo general no es fácil de responder, aunque si que hay una respuesta fácil: Depende de las necesidades que se tengan.

En el caso de que necesitemos desplazarnos frecuentemente con nuestro ordenador o de disponer de muy poco espacio, evidentemente la respuesta es un portátil, que precisamente para eso se han creado. Pero la cosa se complica bastante más cuando esa necesidad de movilidad no existe.

En este tutorial vamos a ver más que nada las ventajas o inconvenientes que presentan cada una de estas dos opciones.

ORDENADORES PORTATILES:

Aunque hubieron algunos intentos anteriores, podemos situar el comienzo de la historia de los ordenadores portátiles en el año 1.981, cuando la compañía de Adam Osborne saca al mercado el Osborne 1.


Osborne 1, considerado por casi todos como el primer portátil de la historia. Corría el año 1.981

En el año 1.984, IBM saca al mercado su mod. 5155, con un peso de 14.5 Kgs, que marcó un hito en la historia de IBM. ¿su precio?. Tan solo 4.225 $ de los de 1.984 (vamos, algo al alcance de todos).


Imágenes del IBM 5155 y de su caja de transporte.

En el año 1.986 IBM saca al mercado su IBM Convertible, ya con las ''nuevas'' disqueteras de 3.5'' y con una pantalla LCD, todo un avance en su época, al módico precio de 3.500 $ (ojo, de 1.986). Realmente este se puede considerar el primer portátil, ya que a diferencia de los modelos anteriores no necesitaba configurarlo cada vez que se trasladaba.


IBM Convertible. El padre de los portátiles.

Posteriormente, en el año 1.989, la compañía NEC lanza el que se puede considerar como el primer portátil con el diseño que ha llegado hasta nuestros días, el Nec Ultralite.


Nec UltraLite del año 1.989

Los ordenadores portátiles son equipos cerrados (suelen ser modelos con características predefinidas), con muy pocas posibilidades de variación dentro de un modelo (practicamente estas se limitan a la cantidad de memoria RAM y a la capacidad del disco duro).

VENTAJAS:

Movilidad.- Esta es la principal ventaja y al mismo tiempo la razón de ser de un ordenador portátil, pudiendo trabajar tanto conectados a la red como con la batería que incorporan. Esta ventaja está en parte siendo relegada a un segundo plano por algunos fabricantes de ordenadores portátiles. ¿Es realmente cómodo en lo que a movilidad se refiere un portátil con una pantalla de 20.1'' y 7.8 Kgs. de peso?. (Datos reales de un ordenador portátil Acer Aspire 9814WKMi).

Tamaño.- Se trata de otra de las grandes ventajas de un ordenador portátil. Su tamaño nos permite disponer de un ordenador en entornos con muy poco espacio disponible.

Facilidad de almacenamiento.- Mismo caso que en el punto anterior. Se puede guardar fácilmente en un cajón de cualquier mueble que tengamos disponible cuando no lo estemos utilizando.

Diseño y estética.- Lejos quedaron los tiempos del portátil gris oscuro y cuadrado. Hoy en día existen diseños realmente espectaculares en ordenadores portátiles (Acer Ferrari, la nueva serie Aspire Gemstone, los Vaio de Sony y muchos más). Eso si, este diseño tiene un precio, a veces bastante alto.

Consumo.- Los ordenadores portátiles actuales están muy optimizados en cuanto al tema de consumo de energía se refiere, llegando este consumo a ser menos de un 50% del consumo de un ordenador de sobremesa.

INCONVENIENTES:

Precio.- La relación prestaciones / precio sigue siendo uno de los puntos débiles de los ordenadores portátiles. Para obtener las mismas prestaciones que con un ordenador de sobremesa necesitamos una inversión que a veces llega a superar el doble del importe de este.

Prestaciones.- A pesar de los grandes avances logrados en este campo, las prestaciones de un portátil no dejan de ser, en el mejor de los casos, y quizás salvo un par de excepciones, las de un ordenador de sobremesa de gama media. Las prestaciones de un portátil se ven bastante limitadas por el espacio disponible y la necesidad de evacuar el calor generado por los componentes. Con discos duros de 2.2 '' de una velocidad de 5.400 rpm y 120Gb máximo de capacidad (Seagate tiene una gama de discos de 7.200 rpm y 160Gb de capacidad), FSB de 667Mhz, gráficas integradas con memoria compartida (aunque en este último caso hay ya modelos destinados a Multimedia y juegos que incorporan gráficas con memoria dedicada de hasta 256Mb).
Existen algunos portátiles (como el mencionado Aspire 9814WKMi) que montan 2 discos duros de 120Gb).

Posibilidades de ampliación.- Las posibilidades de ampliación de un portátil son mínimas (por supuesto, excluyo de estas a las que dependen de conexiones USB, que en ese caso evidentemente son las mismas en cualquier tipo de ordenador), limitándose estas en la práctica a cambiar el disco duro o a ampliar la memoria RAM. En algunos casos es posible también sustituir el procesador. En todos los casos, la ampliación de un portátil supone un coste muy superior al que tendríamos en un ordenador de sobremesa.

Reparaciones.- Las reparaciones son siempre bastante más caras en el caso de un portátil que en el de un ordenador de sobremesa. Una avería de la tarjeta gráfica o de la de sonido supone la sustitución de la placa base entera. Una pantalla de un portátil de 15'' tiene un costo de prácticamente el doble que una pantalla TFT de 17''. Un teclado ronda, en el mejor de los casos, los 45 euros. A esto hay que añadir la complejidad que supone cualquier operación a realizar en ellos, lo que nos obliga en la mayoría de los casos a tener que recurrir al servicio técnico oficial, en muchos casos centralizados en ciertas ciudades, lo que además implica enviar fuera de nuestra ciudad el portátil para su reparación.


ORDENADORES DE SOBREMESA:

Los primeros ordenadores personales (Personal Computer o PC) salen al mercado en el año 1.981, fabricados por la empresa IBM (International Business Machines). Se trata del IBM PC 5150, Ciertamente con anterioridad existían ordenadores, pero se trataba de máquinas con un gran tamaño destinadas a uso exclusivamente corporativo.


IBM PC 5150, el primer ordenador personal.

En España la informática llegó a las casas en el año 1.986 de la mano de la empresa inglesa Amstrad, y más concretamente del ya mítico Amstrad PC-1512.
Se trataba de un modelo bastante avanzado en su época, con un procesador Intel i8086 a 8Mhz (si, no es una equivocación), 512Kb de RAM y la posibilidad de legir varias configuraciones. Desde la más básica, con una disquetera de 5 1/4'' y 360Kb de capacidad, la intermédia, con dos disqueteras y la superior, que podia contar con un disco duro interno de 10Mb o de 20Mb. Incluia monitor en color CGA (16 colores máximo) y tenia la particularidad de tener la fuente de alimentación incorporada en el monitor. La consercación de la configuración del setup estaba a cargo de dos pilas de 1.5v, alojadas en un receptáculo debajo del monitor.


Manual de servicio del Amstrad PC1512.

En ordenadores de sobremesa contamos con una amplia gama de múltiples fabricantes y montadores. Además, podemos recurrir a hacernos un ordenador a nuestra medida por el simple método de comprar sus componentes de forma independiente y luego montarlos (o pedir que nos lo monten).

VENTAJAS:

Precio.- El precio de un ordenador de sobremesa es, a igualdad de prestaciones, bastante inferior al de un ordenador portátil. Es cierto que podemos comprar ordenadores de sobremesa realmente altos de precio, pero a ese nivel de prestaciones las opciones de un portátil simplemente son inexistentes.

Prestaciones.- Procesadores de doble núcleo de hasta 3Ghz por núcleo (incluso de cuádruple núcleo), posibilidad de hasta 16Gb de RAM (bastante más en servidores), FSB de hasta 2.000Mhz, discos duros de 750Gb, tarjetas gráficas de alto rendimiento con 512Mb de memoria, tarjetas de sonido profesionales o semi profesionales... Prácticamente lo que nuestro bolsillo nos permita.

Posibilidades de ampliación.- Las posibilidades de ampliación nos las imponen las posibilidades de la placa base y de la caja que tengamos. Hoy en día es habitual que tengan cuatro slot para módulos de memoria, soporte para dos o cuatro unidades IDE y cuatro, seis u ocho conectores SATA, hasta 10 tomas para USB. En cuanto a gráficas, depende más de nuestro presupuesto que de limitaciones en sí del equipo. Contamos también con un número variable de slots PCI o PCIexpress para tarjetas de ampliaciones (de sonido, módem, tarjetas de TV, capturadoras, etc), y en cuanto a los procesadores, las placas base actuales, dentro de su tipo de socket, suelen admitir una muy amplia gama, que suele ir de los de un solo núcleo y gama baja (Intel Céleron o AMD Sempron) hasta los doble núcleo (Intel Core 2 Duo o los AMD 64 x2).

Reparaciones.- Las reparaciones de los ordenadores de sobremesa son siempre bastante más económicas que las de un portátil, siendo además posible con unos conocimientos no muy amplios realizar nosotros tanto la sustitución de un determinado componente como la instalación del mismo. En la mayoría de los casos la reparación consiste en sustituir una tarjeta determinada. Incluso si en un ordenador con gráfica integrada se estropea esta, podemos instalar una gráfica independiente y solucionado el problema. Llegado el punto en que sea necesitamos sustituir la placa base, el costo de esta operación es muchísimo más barato que el costo de una placa base de un portátil.

INCONVENIENTES:

Movilidad.- La movilidad de un ordenador de sobremesa es prácticamente nula (no nos referimos a su transporte, sino al concepto de movilidad).

Tamaño.- Por su tamaño, al que hay que sumar el del monitor, teclado y espacio para poder manejar el ratón, el espacio que necesitamos para la instalación de un ordenador de sobremesa suele ser bastante grande. A esto hay que sumar la cantidad de cables que tenemos que usar.

Facilidad de almacenamiento.- Dado que deben estar instalados de forma permanente, este concepto carece de sentido en este tipo de ordenadores.

Consumo.- El consumo de un ordenador de sobremesa es muy superior al consumo de un portátil, a pesar de los avances que hay continuamente en este tema (las prestaciones tienen siempre un precio).

En este tipo de ordenadores no he querido incluir el tema de la estética, ya que la oferta de cajas para ordenadores es amplísima, cubriendo prácticamente todas las necesidades y gustos. En cuanto al diseño de las pantallas TFT, teclados, ratones, etc. nos encontramos en el mismo caso, con múltiples diseños y tamaños.

CONCLUSION:

Como hemos podido ver, los inconvenientes de uno son las ventajas del otro.

Los portátiles son muy útiles, tienen una serie de ventajas sobre los ordenadores de sobremesa y es uno de los mercados en el que más están trabajando y apostando las empresas de informática, pero hay que tener muy claro cuáles son sus limitaciones. En general son equipos que, salvo que tengamos una necesidad grande de movilidad o problemas con el espacio, tienen demasiadas limitaciones para ser una buena opción de compra para un uso como ordenador principal, sobre todo si uno de los usos principales que le vamos a dar son los juegos. Es cierto que hay portátiles especialmente diseñados para juegos, pero su precio no compensa en absoluto las prestaciones que tienen.
Tags: Comprar, Portatiles
Opiniones de nuestros lectores:

Opinión 1.

Visitante - Re: Comprar Ordenador portatil o de sobremesa - Fecha: 28-10-2010 17:56:01.
Yo consideraria , la opción de elegir un ordenador sobremesa basicamente por los aspectos ya mencionados y porque tienes un gran campo abierto de posibilidades

Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos19 Diciembre 2018