Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Tecnología OLED: Ventajas e inconvenientes

ALMALASI - 13/03/2009 - DERECHOS AUTOR
VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA TECNOLOGIA OLED



OLED (Organic Light-Emitting Diode o diodo orgánico de emisión de luz) es un diodo basado en una capa electroluminiscente que está formada por una película de componentes orgánicos, y que reaccionan a una determinada estimulación eléctrica, generando y emitiendo luz por sí mismos.

No se puede hablar realmente de una tecnología OLED, sino más bien de tecnologías basadas en OLED, ya que son varias las que hay, dependiendo del soporte y finalidad a la que vayan destinados.

Su aplicación es realmente amplia, mucho más que, en el caso que nos ocupa (su aplicación en el mundo de la informática), cualquier otra tecnología existente.

Pero además, las tecnologías basadas en OLED no solo tienen una aplicación puramente como pantallas reproductoras de imagen, sino que su horizonte se amplía al campo de la iluminación, privacidad y otros múltiples usos que se le pueda dar.

Las ventajas de esta nueva tecnología son enormes, pero también tiene una serie de inconvenientes, aunque la mayoría de estos son totalmente circunstanciales, y desaparecerán en unos casos conforme se siga investigando en este campo y en otros conforme vaya aumentando su uso y producción.

Veamos cuales son algunas de esas ventajas e inconvenientes:


VENTAJAS:

- Más económicos que los sistemas actuales
Los elementos orgánicos y los sustratos plásticos serán más baratos en un futuro próximo. Las tecnologías de fabricación que permite OLED también son más económicas que las precisas con las tecnologías actuales. OLED permite imprimir una matriz de leds orgánicos con tecnologías similares a las de una impresora de inyección de tinta, con lo que esto puede suponer en el ahorro en la producción.

- Menor consumo de energía
Al ser el mismo diodo el emisor de luz, no es necesario que haya una fuente luminosa extra, como ocurre en las pantallas basadas en LCD. Esto reduce de forma más que considerable el consumo de energía. Esto, en la práctica, va a beneficiar extraordinariamente al mercado de ordenadores portátiles, en el que uno de los grandes consumidores de energía es precisamente la pantalla, aunque con tecnologías de retroiluminación mediante leds se ha disminuido bastante este consumo, pero aun así sigue siendo mucho más alto que el que se obtiene con OLED.

- Muchísimo más delgadas
OLED permite una mayor delgadez (unos 3 mm aproximadamente), ya que las capas de polímeros u orgánicas son mucho más finas que las capas cristalinas, que son las que se utilizan en la actualidad.

- Flexibilidad
Algo de lo que carecen las tecnologías actuales. Al poderse imprimir estas capas sobre un soporte flexible (en algunas tecnologías basadas en OLED, el sustrato de impresión puede ser de plástico) es posible crear pantallas de una gran flexibilidad. Esto abre un abanico extraordinario de futuras aplicaciones, como pueden ser, por ejemplo, teclados táctiles flexibles basados en OLED, configurables totalmente por software, bases digitalizadoras con esta misma tecnología, pantallas curvas o enrollables y, en otro tipo de aplicaciones, fuentes de luz a las que se les puede dar la forma que se desee. Una de las aplicaciones más llamativas de estas nuevas tecnologías es la posibilidad de incorporar pantallas incluso a prendas de vestir.



También es aplicable OLED a la tecnología en teléfonos móviles, permitiendo incorporar una pantalla plegada de un tamaño considerable.



Más brillo, contraste y ángulo de visión
Al emitir los píxeles de OLED luz directamente, permiten un rango más grande de colores, más brillo y contrastes, y más ángulo de visión, con relación a los actuales basados en LCD. Además, estos píxeles se pueden apagar totalmente, generando con ello en negro, color que actualmente se genera a partir de la mezcla de los demás, ya que en la tecnología LCD un píxel no se puede apagar (no tiene iluminación propia). El efecto de píxel fijo (normalmente negro, pero puede ser de otro color) que se produce como avería en los monitores basados en LCD actuales se debe a un fallo en el píxel, no a que este se apague. Esto supone una mayor calidad de imagen, hasta ahora desconocida en pantallas LCD.



- Escalabilidad
Las tecnologías basadas en OLED permiten una gran escalabilidad, llegando a los tamaños máximos alcanzados por pantallas LCD y superándolos. Precisamente una de las ventajas a partir de un cierto tamaño el peso de una pantalla OLED, muchísimo menor a igualdad de tamaño que una pantalla LCD.

- Nuevas aplicaciones
Por sus propiedades, como ya he indicado, las tecnologías de pantallas basadas en OLED abren todo un mundo de nuevas aplicaciones, hasta ahora vedadas por no ser posible su aplicación con pantallas LCD. ¿Se imaginan, por ejemplo, una ventana con una pantalla OLED que, al oscurecerla, se pueda convertir a su vez en un monitor? ¿Y que esta ventana a su vez sea curva? ¿O un monitor curvo en el que ocupemos la posición central?



INCONVENIENTES:

Pero, como ya he dicho, no todo son ventajas en OLED, aunque muchos de sus inconvenientes son relativamente solucionables (y seguro que se solucionarán en un futuro no muy lejano).

- Alto precio actual
Esto no es ninguna contradicción. Que algo sea barato de producir no quiere decir que su precio sea bajo de momento. Este abaratamiento se basa en los costes de producción, y realmente se notará cuando las tecnologías basadas en OLED adquieran mayor difusión y venta. Es algo que pasa con todas las tecnologías que precisan de un gran desarrollo e investigación (ha pasado exactamente lo mismo con las pantallas TFT, con los módulos de memoria, con los microprocesadores...). Solo hay que recordar que no hace mucho (apenas unos años), los monitores TFT tenían un coste superior a los 600 euros (para un tamaño de 14''), mientras que actualmente podemos encontrar monitores TFT de 19'' por poco más de 120 euros.

- Sensibilidad al agua
El agua puede estropear permanentemente un OLED, lo que hace que este tipo de tecnología requiera unos sistemas especiales de protección.

- Degradación y periodos cortos de vida
El periodo de vida de las capas OLED es bastante menor que el de LCD. Además, no es igual para todos los colores. Para el rojo y el verde la duración es bastante alta, pero para el azul es bastante más corta. En general se estima una duración aproximada (dependiendo, claro está, de la tecnología empleada) de 14000 horas, frente a las 60000 estimadas para LCD. Como verán, no es que se hable de hoy para mañana (14000 horas son 5 años a 8 horas diarias), pero aun así es algo menos de un cuarto de lo que dura una pantalla LCD. Por lo apuntado en el punto anterior, esta degradación es mayor en ambientes con un alto grado de humedad.

En este tema se está trabajando, y se han encontrado soluciones que, reduciendo el brillo, se mantiene la misma calidad de imagen y se aumenta considerablemente su duración, superando incluso por un amplio margen a las pantallas LCD.

En pruebas experimentales se han conseguido tiempos para OLEDS verdes de más de 198000 horas y de más de 62000 para los azules.

- Alto impacto medioambiental
Esto puede suponer un gran problema para el futuro, ya que los componentes orgánicos (tanto las moléculas como los polímeros) son muy difíciles de reciclar, precisándose para ello unas técnicas bastante complejas y con un alto costo.


Algunos prototipos que utilizan la tecnología OLED:

En los siguientes enlaces pueden ver algunos prototipos que utilizan esta tecnología. Unos más cercanos en el tiempo de su comercialización que otros, pero en ambos casos son una prueba de las posibilidades que se presentan.

Sony Oled Xel-1. Un LCD de tan solo 3 mm de grosor

Philips presenta su Oled transparente


CONCLUSION:

Estamos ante una tecnología (o grupo de tecnologías, como se prefiera) que va a revolucionar el mercado visual, rompiendo algunos conceptos dados por sentado en la actualidad. OLED abre un horizonte plagado de nuevos usos y formas, que en buena parte van a posibilitar romper con productos grandes, pesado y casi inamovibles. Si ya en su día supuso en gran avance el pasar de las pantallas de tubo de rayos catódicos (CRT) a las pantallas TFT basadas en LCD, con la reducción en tamaño y peso que esto supuso, con las pantallas basadas en OLED este avance va a ser aun mayor, ofreciendo además una mayor flexibilidad de usos y formas.

Pero estas tecnologías no se limitan solo a monitores, sino que van mucho más allá, usos para los que se están empezando a aplicar las tecnologías basadas en LCD, pero que, a pesar de ser innovadoras, siguen teniendo las limitaciones propias de este sistema.


Teclado Optimus, con teclas basadas en OLED, en este caso configuradas para un juego.

Un ejemplo de estas tecnologías es el teclado Optimus, con teclas OLED, que se pueden configurar mediante software para que hagan la función y muestren la imagen que deseemos, lo que permite configurarlo en cualquier idioma... o para un determinado juego o programa.

Las ventajas que aporta OLED son muy superiores a sus inconvenientes, y más si pensamos que estos últimos son solucionables, en algunos casos por el simple hecho de aumentar su producción y en otros aplicando técnicas que ya se están desarrollando.

Una de las posibilidades que OLED ofrece, y en la que se está investigando, es la de versiones de OLED que no solo emitan luz, sino que además sean capaces de recoger la energía solar, lo que, en el caso, por ejemplo, de pequeños aparatos eléctricos, el mismo display sería a la vez la fuente de alimentación.


Reloj con pantalla OLED.

Calculadoras, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, relojes y demás en los que la misma pantalla sería la encargada de recargar las baterías.

Las tecnologías basadas en OLED no son nuevas relativamente hablando, y hay en el mercado artículos que las incorporan, como teléfonos móviles, por ejemplo, pero actualmente a unos precios más que altos. Lo realmente nuevo son algunas aplicaciones que se les dan y, sobre todo, el comienzo de la comercialización de productos basados en tecnologías OLED (monitores y televisores sobre todo), con pantallas ya de un tamaño grande (hasta ahora su uso se limita prácticamente a artículos con pantallas pequeñas o muy pequeñas), que van a abrir la puerta a un abaratamiento de productos con esta tecnología. Esta puerta la ha abierto Sony, y en un futuro, imagino que próximo, se le unirán otras marcas, como Samsung, Toshiba, Panasonic y otros.




Tags: TV, OLED
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos12 Diciembre 2018