Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Ordenadores portátiles: ¿Realmente portátiles?

ALMALASI - 16/09/2008 - DERECHOS AUTOR
¿EL AUMENTO EN EL MERCADO DE ORDENADORES PORTATILES CORRESPONDE A UNA DEMANDA DE MOVILIDAD O A UN USO DE ESTOS COMO ORDENADORES DE ESCRITORIO?



Que dentro del mercado de ordenadores una de las divisiones que está experimentando un mayor auge y donde más se están volcando los fabricantes y ensambladores es en los ordenadores portátiles es algo innegable. Baste con ver la cada vez mayor oferta que se ofrece, el creciente aumento en las prestaciones de este tipo de ordenadores y los nuevos mercados que se están abriendo, sobre todo de la mano de ordenadores de pequeño tamaño y un costo reducido, aun a base de un sacrificio en prestaciones que ya se daban por sobrepasadas.

Pero llegados a este punto cabe preguntarse, tal como se indica en el título del presente tutorial, si este incremento en el mercado de este tipo de ordenadores se debe a una búsqueda de la movilidad en el ordenador, o lo que es lo mismo, en la búsqueda de soluciones que nos permitan desplazarnos libremente con él, o en buena parte a una necesidad de ahorrar espacio (a nadie se le escapa que un ordenador tradicional es bastante voluminoso) y en la búsqueda de un ordenador que permita quitarlo de en medio cuando no se está utilizando.

Y estudiando un poco las ofertas de los principales fabricantes y ensambladores podemos llegar a la conclusión de que es una mezcla de ambas razones, si bien no coinciden en el tipo de portátil a elegir.

Porque vamos a ver: ¿Realmente se puede considerar portátil, con todo lo que esto implica, un ordenador con todo integrado, pero que pasa de los 40 cm de largo por 30 cm de ancho y de los 4 Kg de peso, con una autonomía que a duras penas sobrepasa las 2 horas y media (y esto sin utilizar demasiado el lector de DVD)?
Hay que aclarar que estos son los datos de un portátil medio de 17'', pero los hay bastante más grandes.

En su mayoría se trata de portátiles con la última tecnología en procesadores y chipsets, con una importante cantidad de memoria RAM, discos duros cada vez de mayor capacidad y tarjetas gráficas con un rendimiento cada vez mayor, con memoria dedicada incluida, y con unas prestaciones que, sin llegar a una gráfica PCIe de gama alta, sí que tienen el suficiente rendimiento como para ejecutar la mayoría de los juegos del mercado, por poner un ejemplo.

Son en definitiva unos ordenadores con unas muy altas prestaciones, pero que se separan del concepto de portabilidad que podemos tener. Desde luego que los podemos llevar a cualquier sitio o trabajar con ellos fuera de casa, pero ¿son cómodos estos desplazamientos? (y evidentemente no me refiero a llevarlos desde la casa al coche).

A nadie se le escapa que también se trata de ordenadores con un diseño cada vez más atrayente (lejos está, salvo en algunos casos, la imagen del portátil negro o, como mucho, con algunos detalles en plata y de diseño no demasiado afortunado), que encajan en casi cualquier tipo de decoración, y que además, cuando no los utilizamos, los podemos cerrar y guardar en un cajón y listo.

Es cierto que se trata de ordenadores portátiles, pero en muchos casos lo que hacen realmente es suplir el puesto de un ordenador de escritorio, unas veces por falta de espacio y otras muchas por motivos meramente estéticos.

En el extremo contrario tenemos una oferta (y si hay oferta es que hay mercado) cada vez más amplia de ordenadores realmente portátiles, que sacrifican muchas de estas cualidades (empezando desde luego por la potencia de la gráfica y de los procesadores) en aras de una mayor movilidad. Estamos hablando del creciente mercado de los ordenadores de pequeño tamaño, con prestaciones que no son equiparables a las de sus hermanos mayores, pero que sí que son más que suficientes para ejecutar la mayoría de los programas que normalmente se utilizan, y que cuentan con ventajas tales como un peso muy contenido (en torno a 1 Kg), un tamaño bastante reducido, con pantallas de entre 7'' y 10'', aunque en este caso la pantalla no es determinante para el tamaño, puesto que hay que integrar el teclado y es éste el que suele marcar el tamaño mínimo y que debe ser operativo y cómodo, y un consumo de energía bastante bajo, que si bien no es que aumente demasiado el número de horas que es posible tenerlo funcionando, sí que lo hace con baterías mucho más pequeñas y ligeras.

Este mercado casi no se tenía en cuenta por parte de los fabricantes, ya que si bien es cierto que siempre han existido portátiles de pequeño tamaño (sobre las 12''), éstos eran bastante caros (más que sus hermanos de 15'', por ejemplo), lo que limitaba bastante sus posibilidades de venta casi a un usuario profesional, pero a raíz del programa de ordenadores Low Cost o de bajo costo, iniciado por Asus con su Eeee, se ha visto que, incluso sin llegar a esos costos tan reducidos (en torno a los 300 euros), sí que existe un mercado potencial muy importante para este tipo de ordenadores, en base a un tipo de usuarios que muy probablemente tengan otro ordenador en casa, o incluso otro portátil, pero que lo que buscan es precisamente eso, un ordenador con el que poder desplazarse casi sin darse cuenta de que lo llevan encima.

Portátiles que se pueden llevar perfectamente en una mochila, un bolso medianamente grande o una cartera de mano o de bandolera y que en muchos casos nos van a permitir, gracias a tecnologías en la comunicación como 3G, mantenernos en contacto con el resto de nuestro entorno, ya sea profesional o personal, y en muchos casos van a sustituir al tradicional libro de bolsillo como ocupación de ratos libres.

Que este tipo de portátiles tienen un buen mercado ya lo decíamos en el tutorial ¿Son útiles los portátiles de bajo costo?, si bien en ese momento tanto la oferta existente como las prestaciones ofrecidas eran bastante menores que en la actualidad, y por otro lado algunos ordenadores de pequeño tamaño se apartan de la idea de un costo bajo, pero los principios siguen siendo los mismos, ofrecer una verdadera movilidad a un precio razonable, algo que hasta ese momento (y hablamos de un par de meses a estas fechas) estaba reservado prácticamente a las Palm.

A esto hay que añadir nuevos conceptos que podríamos definir como de portátiles todo terreno, es decir, portátiles con una gran resistencia a los golpes y a los elementos, a los que no les afecta la llivia, por ejemplo, lo que amplía bastante el marco de su utilización, y que incluye portátiles pensados especialmente para niños (esos verdaderos test de resistencia en casi cualquier tipo de producto), con unos estándares de resistencia a golpes y líquidos bastante superiores a lo normal.

Cabe añadir que si bien algunas de las desventajas que tenían los portátiles con respecto a los ordenadores de sobremesa (ver el tutorial Comprar Ordenador portátil o de sobremesa) se mantienen, en especial la limitación en las posibilidades de ampliación y un mayor coste de mantenimiento, motivado sobre todo por una mayor complejidad en su reparación en caso de avería y el costo de los componentes, que han bajado bastante de precio, pero siguen siendo más caros que para un PC, también otras se han eliminado o al menos se han acortado notablemente las diferencias, como es el caso del precio de compra (actualmente un portátil, a igualdad de prestaciones, tiene un precio ligeramente superior a un ordenador de sobremesa, sobre todo si tenemos en cuenta que a este último hay que sumarle el precio de la pantalla, teclado y ratón al menos) o de las prestaciones, que se han equiparado notablemente, salvo que ya nos vayamos a ordenadores de sobremesa de gama alta (y también de precio alto, por encima de los 1200 euros en la mayoría de los casos).

Todos estos motivos han hecho que sea precisamente el mercado de los ordenadores portátiles el que está registrando un mayor auge, siendo ambos factores los que están impulsando las ventas de este sector.

A esto hay que añadir un factor que no podemos perder de vista. Mientras que la venta de ordenadores ensamblados por el vendedor (es decir, el que nos montan en la tienda donde compramos las piezas) o incluso los ordenadores ensamblados por el usuario han aumentado, las ventas de ordenadores montados (los denominados normalmente como de marca se han estancado, en parte debido a las pocas opciones de configuración ofrecidas por los fabricantes y en parte por las diferencias de precios existentes a igualdad de configuración.

Pero en el mercado de los ordenadores portátiles este problema (para los fabricantes, claro) no existe, ya que las posibilidades de montarse uno mismo (o en un taller independiente) un ordenador portátil se reducen prácticamente a 0, y no ya por la dificultad que entraña el montaje de un portátil, bastante superior a la de un ordenador de escritorio, sino simplemente por la falta de disponibilidad de las piezas necesarias, lo que hace que al menos de momento el mercado de los ordenadores portátiles sea un negocio seguro y estable para este tipo de fabricantes y ensambladores, motivo este que justifica que se vuelquen en él más que en otros mercados o tipos de ordenadores.



Tags: Caracteristicas, Portatiles
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos19 Diciembre 2018