Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Detectar la causa de una avería

ALMALASI - 29/08/2008 - DERECHOS AUTOR
COMO DEBEMOS PROCEDER ANTE UNA AVERIA.



Lo primero que tenemos que tener claro es que un ordenador, con mayor o menor sofisticación, con unos avances tecnológicos mayores o menores, no deja de ser una máquina, y por lo tanto con una cierta propensión a sufrir averías.

A este respecto una cosa que sí que he observado es que con el abaratamiento de los componentes ha habido una mayor incidencia en averías que antes raramente se daban, pero esto es algo bastante habitual en todos los productos electrónicos actuales, sobre todo si nos fijamos en las gamas bajas y algunas medias (la calidad hay que pagarla, y esto siempre ha sido así).

Muchísimas veces se empieza por eso de Pero si es casi nuevo. Bien, debemos tener bastante claro a este respecto que la incidencia en averías es mayor en los primeros meses (o incluso días) de uso que más adelante. Hay una serie de componentes que, en caso de un fallo, nos lo van a dar incluso en las primeras horas de funcionamiento, ya que es en este tiempo cuando empiezan a dar un alto rendimiento.

En realidad las averías por uso (o desgaste) se dan tan sólo en algunos elementos. Los más propensos a ello son:

Discos duros.- Aunque la vida de estos es bastante larga, es un elemento con un ciclo de trabajo determinado. A esto hay que sumarle la complejidad de su estructura, lo que los hace especialmente vulnerables a fallos eléctricos y a movimientos bruscos.

Unidades ópticas (CD - DVD).- Estos elementos son especialmente sensibles en lo que al láser y a la lente se refiere, con una gran incidencia en la calidad de esta última en cuanto a fallos.

Fuente de alimentación.- Muy propensas a fallos provocados sobre todo por desviaciones en el valor de la tensión suministrada. Esto es más acusado cuanto más económica sea la fuente.

Fallos en el circuito eléctrico de la placa base.- En este sentido hay una relación bastante estrecha entre la estabilidad en la tensión suministrada, la temperatura del ordenador y la calidad de los componentes. Un porcentaje altísimo de placas base se van simplemente porque se ha estropeado uno o varios condensadores (capacitadores). Estamos hablando de un componente de un costo realmente bajo, pero que inutiliza totalmente la placa base, con el agravante de que no siempre es posible sustituir el condensador averiado.

A esta lista hay que añadir elementos externos tales como teclados, ratones o juegos de altavoces e impresoras, en los que el abaratamiento de costos ha supuesto la irrupción en el mercado de material con una calidad muy baja o nula. Como ejemplo decirles que hay teclados con un costo (hablo de costo al mayor) inferior a los 2 euros (sí, no es un error, costo inferior a los dos euros). Seamos serios, ¿realmente pensamos que por este precio se puede comprar un teclado con una calidad al menos mediocre?

Pero a pesar de lo dicho, cada vez que un elemento (llámese teclado, ratón, impresora o unidad de CD/DVD) deja de funcionar lo primero en lo que pensamos es en un problema con el sistema operativo, llegando incluso en muchos casos a formatear y reinstalar todo, sin pararnos a pensar que la causa de la avería puede ser (y de hecho lo es en muchísimos casos) el propio componente.

Por este motivo, y sobre todo cuando se trate de este tipo de componentes, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que el elemento en cuestión funciona correctamente. Para ello lo mejor es o bien probar el componente que nos está dando problemas en otro ordenador (todos tenemos algún amigo o familiar que nos puede dejar probarlo en el suyo) o bien probar otro teclado, ratón... en nuestro ordenador.
Dado el costo actual de estos componentes es en muchos casos una pérdida de tiempo y un desperdicio de recursos no empezar por lo más fácil y, repito, en muchos casos lo más probable, que es un fallo en el propio componente.

En nuestra sección de Tutoriales - Hardware hay una amplia gama de documentos que indican procedimientos para la detección y en su caso corrección de averías en estos elementos. No obstante, vamos a dar es este tutorial unas cuantas pautas de carácter general a seguir.

- Como ya hemos dicho, en todo aquel elemento en el que nos sea posible comprobar si funciona correctamente (como por ejemplo teclados, ratones, altavoces, impresoras, memorias USB en todas sus variantes...), eso es lo primero que debemos hacer, y esto es algo tan simple como conectarlo a otro ordenador para probarlo.

- En el caso de que no arranque el ordenador (y me refiero a que no arranque en absoluto), lo primero que debemos hacer es comprobar la fuente de alimentación.

- Si un ordenador no arranca, pero da señales de vida tales como led encendidos, motores funcionando (disco duro, CD/DVD, ventiladores) y demás (lo que no quiere decir, como al parecer algunos piensan, que el ordenador funcione), lo primero que debemos hacer es un examen visual de la placa base, sobre todo de los condensadores, en busca de alguno que esté mal (hinchado o con señales de fuga, que se caracteriza por presentar manchas marrones o verdosas).

- Si un ordenador no arranca, pero se producen una serie de señales acústicas (pitidos), lo que debemos hacer antes de nada es quitar tanto los módulos de memoria como la gráfica (en el caso de no ser integrada) y limpiar muy bien los contactos, volviendo después a conectar estos elementos en sus respectivos sockets.

- Ante problemas de lectura en discos y/o unidades ópticas debemos comprobar muy bien las conexiones, tanto de alimentación como de datos. En especial, en unidades IDE, debemos comprobar en qué estado se encuentran las fajas de datos, y si es preciso, sustituirlas por unas nuevas, que no son caras. Esto último es algo que se debería hacer con una cierta regularidad, al menos una vez al año.

- Ante problemas de bloqueos, lo primero que debemos comprobar es el estado de los ventiladores, así como las temperaturas del ordenador, pero no solo la del procesador, sino también la de la placa base, la de la gráfica (suele aparecer como Aux. y es algo más alta que las demás) y la del disco duro.
A este respecto hay que aclarar que cuando se trata de problemas causados por temperatura lo normal es que el ordenador se bloquee o se apague, pero no es normal que se produzcan reinicios. Además, estos bloqueos suelen estar precedidos en los ordenadores actuales por una bajada en el rendimiento y una notable ralentización del sistema.

Estos son los pasos a seguir. Lo que está claro es que en ningún momento el primer paso es empezar a tocar en el sistema operativo (otra cosa es comprobar que los controladores estén bien y sin dar ningún mensaje de error) y mucho menos formatear el disco duro y reinstalar todo sin comprobar antes que no se trate de un fallo en el elemento en cuestión.

Y para terminar, si al principio indicábamos una serie de elementos susceptibles de sufrir averías, también comentábamos que en muchos de ellos las averías se producen en los primeros días o incluso en las primeras horas.

Salvo problemas externos (fallos en la alimentación, sobretensiones o calentamientos), hay dos elementos que es realmente raro que se estropeen si no es en los primeros días de uso (incluso horas). Estos elementos son el procesador y los módulos de memoria. No quiero decir que no sea posible que se estropeen, pero sí que es sumamente raro que se produzca una avería en ellos, salvo que ésta esté motivada por razones externas.

También hay una cuestión que debemos tener muy en cuenta. Hay una cierta aversión a llevar el ordenador a un SAT (Servicio de Asistencia Técnica). Bien, esto puede estar bien para aquellos usuarios avanzados o con unos ciertos conocimientos, pero si carecemos de estos conocimientos, por experiencia sé que en muchos casos la manipulación del ordenador lo único que hace es agravar la avería, haciendo incluso imposible su reparación a un costo razonable. No es la primera vez que una avería que se hubiera solucionado con el simple cambio del disipador ha terminado por necesitar cambiar la placa base y el procesador, y todo esto gracias a una manipulación incorrecta de estos elementos.

Y recordad siempre que cuando se trate de un ordenador que aún esté en garantía no debemos hacer ninguna manipulación en él, ya que esto supone en la mayoría de los casos la pérdida de dicha garantía (y les aseguro que cualquier SAT detecta cuando un ordenador ha sido manipulado por el usuario). En estos casos lo que procede es hacer uso de dicha garantía y llevarlo a que lo revisen y reparen si es preciso.




Tags: Hardware, Reparar
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos19 Diciembre 2018