Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Cambiar el sistema operativo: ¿Realmente necesario?

ALMALASI - 25/07/2008 - DERECHOS AUTOR
¿ES REALMENTE NECESARIO CAMBIAR DE SISTEMA OPERATIVO?



Ante todo, y para que nadie se llame a engaños, este tutorial no trata en absoluto de la conveniencia o no de cambiar Windows por Linux o al contrario, que esto es una decisión que cada uno debe tomar según sus gustos y conveniencia.

Tampoco se trata de defender una versión de Windows frente a otra. Se trata de la real necesidad y de los problemas que pueden surgir al cambiar una versión de Windows por otra.

Para empezar debemos tener clara una consideración: Cuando Microsoft o cualquier empresa desarrolla un nuevo SO lo hace en base a la tecnología que se utiliza en ese momento y previniendo la que puede haber en un futuro más o menos inmediato, pero no la que había hace tres, cuatro o seis años, como mucho procuran mantener un cierto grado de compatibilidad con el SO inmediatamente anterior y con el hardware y software también inmediatamente anterior (uno o a lo sumo dos años atrás).
Esto es algo totalmente lógico si tenemos en cuenta que es de suponer que cada ordenador cuenta con su correspondiente sistema operativo desde el momento de su compra, y que además no se puede pretender avanzar pensando en lo que había hace cinco años.

Por otro lado, los fabricantes de placas base y demás componentes y periféricos también siguen un criterio parecido en cuanto a la publicación de drivers. No sería normal ni lógico que a estas alturas sacaran drivers para Windows 98 de una GeForce 9600... ni drivers para Vista de una TnT2.

Se ha criticado mucho a Microsoft por los altos requerimientos de Windows Vista, pero vamos a ver ¿es que acaso el año pasado había o hay este año a la venta algún ordenador que no cumpla con esos requerimientos mínimos? Si acaso podemos encontrarnos con la necesidad (en algunos casos de ordenadores económicos) de aumentar la memoria RAM para un funcionamiento más alegre, que no para que funcione.

Exactamente la misma situación se produjo en el año 2001 cuando salió al mercado Windows XP, con un agravante añadido, el precio de la RAM en 2001 no era ni mucho menos el actual, ni por supuesto el precio de un ordenador entero era tampoco el actual, y el optimismo demostrado en esa ocasión en cuanto a los requerimientos mínimos de hardware para que funcionase Windows XP no tuvieron nada que ver con el mostrado en el lanzamiento de Windows Vista (Windows Vista, con los requerimientos mínimos anunciados, se instala perfectamente y anda bien, siempre y cuando no lo sobrecarguemos con un uso intensivo multitarea. Windows XP, con los requerimientos mínimos anunciados en su momento se instalaba y funcionaba... lento, incluso con un sólo programa corriendo si este era ligeramente pesado).

Por otro lado caemos en un error al considerar sólo los recursos consumidos, es necesario considerar también la eficiencia en la administración de estos recursos, y en términos de eficiencia no se puede decir que Windows XP sea precisamente un ejemplo a seguir (y esta es una cuestión que muchos de los que ahora lo defienden a capa y espada en contra de Windows Vista han criticado hasta la saciedad).

Seamos un poco realistas, es totalmente normal que un Windows XP correctamente actualizado funcione de maravilla en un Dual Core con 1GB de RAM... tan normal como que Windows Vista lo haga con ese mismo procesador, pero con 4GB de RAM (al fin y al cabo, la proporción entre requerimientos exigidos y recursos instalados es la misma).

Pero hay una diferencia. Hoy (julio de 2008) el costo de instalar 4GB de RAM es perfectamente asumible (estamos hablando de alrededor de 100 euros en el peor de los casos, con memorias DDR2-667 y muy poco más con memorias DDR2-800), pero ¿alguien se ha molestado en calcular el costo de 1GB de RAM en 2001? En diciembre de 2001 un módulo DDR-266 de 256MB estaba alrededor de los 65-70 euros, que multiplicado por 4 son entre 260 y 280 euros el GB (actualmente hay ordenadores completos por ese precio).

Se ven multitud de actualizaciones a Windows Vista en ordenadores que ni mucho menos están preparados para soportarlo. Vamos a ver, Windows Vista ha bajado casi un 45% su precio con la salida al mercado del SP1, pero antes el costo en versión Retail de Vista Home Premium era de 400 euros aproximadamente. ¿Realmente es coherente hacer ese gasto para actualizar el sistema operativo, cuando tenemos instalado uno que, correctamente actualizado, funciona perfectamente con nuestro hardware?

Más aun, ¿las mejoras en el rendimiento de hardware que aporta Windows Vista (por ejemplo, el sonido HD o Directx 10) afectan a nuestro hardware en estos casos? Y aquí la respuesta es que no.

Pero este problema no sólo lo encontramos si nos fijamos en actualizaciones a Windows Vista, es que también pasa en intentos de instalación de Windows XP. ¿Realmente alguien cree que Windows XP SP2 o SP3 puede funcionar medianamente bien en un PIII a 800 y con 128MB de RAM?

Y hay que recordar que la finalidad de un sistema operativo no es que nos limitemos a trabajar con él y con los programas que incluye, es facilitar la ejecución de todo tipo de programas compatibles con él.

Pero vamos a dejar un poco de lado a ordenadores realmente antiguos (con más de 6 años) y vamos a centrarnos en ordenadores con entre dos y cinco años (que ya se suponen P-4 o AMD Athlon de potencias similares).

¿Realmente compensa el gasto de un Windows Vista para instalarlo en un ordenador de esa época? y lo que es más ¿Realmente vamos a obtener mejoras sustanciales en ese tipo de ordenador?

Y en ambos casos la respuesta es que no. En el primero, porque la inversión de compra del SO es alta para el valor residual deese equipo y en segundo lugar y principal, porque ese equipo no está preparado para trabajar con Windows Vista. Ese equipo nos va a funcionar perfectamente con nuestro Windows XP correctamente actualizado, pero no con Windows Vista. Incluso si una actualización de algunos de sus componentes permitiera correr de forma correcta Windows Vista, habría que plantearse si esa inversión interesa realmente.

Pero es que si lo vemos al contrario tenemos prácticamente los mismos resultados. ¿Realmente es lógico, rentable económicamente hablando y, lo que es más, aconsejable bajo los aspectos técnicos desinstalar de un ordenador actual Windows Vista para instalar Windows XP?

Y la respuesta en este caso vuelve a ser que no. Un ordenador actual está diseñado para trabajar con Windows Vista (lo mismo que la mayoría de periféricos nuevos), por lo que su máximo aprovechamiento lo vamos a tener con este sistema operativo. Es cierto que muchos fabricantes, en su afán por ofrecer productos a bajo precio, ofrecen equipos con muy poca memoria RAM (aún se venden equipos con Windows Vista y 512MB de RAM), pero es muchísimo más barato ampliar la RAM de ese equipo que una licencia de Windows XP, y con Windows Vista sí que le vamos a sacar todo su rendimiento a ese equipo.

Nos encontramos también en esos casos con la dificultad añadida de la obtención de drivers para ese equipo. Vamos a ver, si el fabricante ha homologado ese equipo también para XP (es decir, ha comprobado que también funciona correctamente con XP), lo normal es que en su web ofrezca los drivers necesarios (que es lo que suelen hacer) o que ofrezca el llamado Windows Downgrade. Si no lo ofrece es más que posible que se deba simplemente a que en las pruebas que ha realizado ese equipo no trabaje bien con Windows XP para los estándares que dicho fabricante fija.

Por otro lado, a veces leo la necesidad de cambiar Vista por XP porque no funciona una impresora en Windows Vista (y normalmente se trata de una impresora con unos cuantos años encima). Vamos a ver, ¿no es más rentable cambiar la impresora por una nueva que una licencia de XP? (Me permito recordarles que hay impresoras multifunción de muy buena calidad por 85 - 90 euros, e impresoras simples (solo impresora) por bastante menos y que una licencia de XP Pro (porque lo que sí que sería el colmo es quitar un Vista para instalar un XP Home), aun en versión OEM, está sobre los 140 euros).

Observarán que en todo momento me refiero a versiones totalmente oficiales (estamos totalmente en contra de la piratería por muchos motivos), pero es que el colmo ya se encuentra cuando leo el cambio en un ordenador actual de un Windows Vista Home Premium (que es la segunda versión más potente, por debajo de la Ultimate) totalmente adaptada al ordenador comprado, y con su correspondiente licencia por un Windows XP... totalmente ilegal y manipulado, sin ningún tipo de licencia ni garantía. Esto es algo que no tiene el más mínimo sentido y que queda fuera de toda lógica. Pero lo que me sorprende aun más es que desde ciertas webs que se dicen profesionales o incluso que algunos que se dicen técnicos informáticos se aliente este comportamiento. Y encima, este comportamiento puede cambiar la variable económica, pero en ningún caso la técnica.

Otro caso es cuando me encuentro con instalaciones de Windows Server 2003 en ordenadores domésticos (claro que en esos casos la mayoría de las veces se trata encima de versiones pirata, ya que una licencia de Windows Server 2003 no baja en ningún caso de los 550 euros, y su disponibilidad en comercios no es habitual).

Vamos a ver, Windows Server 2003 es un gran sistema operativo... que no está pensado para que lo tengamos en nuestro ordenador de casa (para eso está Windows XP y Windows Vista), sino para trabajar en servidores, que es donde realmente se obtienen sus verdaderas cualidades y rendimiento. Lo otro es simplemente matar moscas a cañonazos. Pero es más, es que un Windows Server, por muy bien que vaya, va a darnos un rendimiento inferior en un ordenador doméstico al que nos pueda dar un Windows XP Profesional (repito que correctamente actualizado), ya que no está pensado para esta función. Es como si nos comprásemos un camión de 20Tm porque algunas veces vamos al campo y nos bajamos un saco de naranjas o patatas.

En general este tipo de comportamientos se deben más a una obsesión por tener instalado lo último o lo que nos dicen que en un estudio real de nuestras necesidades (ya me contarán que hace un Vista Business en un ordenador que en su mayor parte se va a utilizar para contenidos multimedia) y de lo más indicado para que el hardware que tenemos funcione correctamente.

Por supuesto que cambiar una versión de Windows por otra superior se puede hacer (que para eso Microsoft vende las versiones de actualización, los upgrade y las versiones Retail), pero siempre dentro de unos límites lógicos, que no se deben sobrepasar.

Debemos siempre consultar los requerimientos mínimos de hardware, teniendo muy en cuenta que Microsoft suele ser bastante optimista en cuanto a requerimientos se refiere (aunque debo reconocer que en el caso de Vista ese optimismo no es tan grande como en el caso de XP) y que los requisitos mínimos para instalar una versión son eso, mínimos para instalar (y como mucho hacer correr algún que otro programa que no tenga un consumo excesivo), pero ni de lejos los requisitos ideales para trabajar holgadamente con él, y menos aun si de juegos se trata.

En general podríamos hacer esta tabla:

- Ordenadores anteriores al año 2002, con procesadores inferiores a 800MHz y menos de 256MB de RAM -> Windows 98 o Windows ME (siempre que la RAM supere los 64MB, 128 para todas sus funciones).
- Ordenadores a partir del año 2002, con procesadores superiores a 1GHz y 256MB o más de memoria RAM -> Se puede instalar Windows XP, aunque no esperemos milagros salvo que tengamos una cantidad importante de RAM.
- Ordenadores con procesadores superiores a los 1.6GHz y 256MB o más de memoria RAM - Cualquier versión de Windows XP, recomendable 512MB de RAM para un funcionamiento realmente bueno.
- Ordenadores a partir del año 2006 (finales), con certificado Vista Capable, procesador por encima de los 2.4GHz y al menos 1GB de RAM -> Windows XP (cualquier versión) o Windows Vista (para Vista Ultimate recomendables 2GB de RAM). Con 512MB de RAM es preferible mantener Windows XP.
- Ordenadores a partir de mediados de 2007, con certificado Vista Ready -> Windows Vista (Windows XP en aquellos en los que el fabricante nos ofrezca los drivers es posible).
- Ordenadores con procesadores Quad -> Muy recomendable Windows Vista (muy rara vez Windows XP les va a sacar todo el rendimiento que son capaces de dar).

Y en cuanto a las versiones de Windows Vista también hay algo que decir. Vamos a ver, hay que reconocer que Vista Ultimate es la versión más completa, pero... si realmente no hacemos un uso amplio de la red (y no solo de Internet, sino de nuestra red interna), con varios ordenadores (y varios en este caso no son dos) realmente con la versión Home Premium tenemos más que suficiente.
Con respecto a la versión Vista Business, se trata de una versión pensada para uso profesional (para utilizarla como terminal), con grandes carencias en cuanto a multimedia, muy poco recomendable para un usuario típico, que sí que va a dar un uso bastante amplio a funciones multimedia.



Tags: Sistemas Operativos, Instalar Windows
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos14 Diciembre 2018