Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Para que sirven los CD que vienen con los ordenadores y periféricos

ALMALASI - 04/07/2008 - DERECHOS AUTOR
DOCUMENTACION DE UN ORDENADOR: PARA QUE SIRVE.



En el tutorial Ordenador nuevo. Documentación a exigir vimos cual es la documentación que debe acompañar a todo ordenador o periférico, ahora bien, lo que (por las preguntas que aparecen en el foro de ayuda) parece que no está muy claro es la utilidad de esta documentación. Vamos a hablar un poco sobre este tema.

Esa documentación, en la que se incluye tanto los manuales del usuario, manuales de instalación y CD o DVD de drivers, no sólo es una documentación que debamos exigir, sino que debemos guardar en un sitio seguro, teniéndola localizada en todo momento.

Veamos qué es lo que contiene (o debe contener) dicha documentación, que podemos dividir en dos tipos:

Manuales e instrucciones:

Estos manuales e instrucciones, aunque lo más normal es que estén en un soporte escrito (papel), también pueden estar en un CD o DVD.

En ellos tenemos las características del elemento en cuestión (ya se trate de un ordenador montado (de marca), portátil o un elemento del mismo). Centrándonos en el Manual de la placa base, tenemos en él desde una descripción bastante completa de sus características hasta instrucciones para su montaje e instalación, referencia tanto de los procesadores soportados como de las memorias, tipos de éstas, capacidades y forma en la que se deben montar.

En el caso de las impresoras, encontraremos su descripción, consumibles que soporta, cómo instalarla y, en ocasiones, instrucciones para su mantenimiento.

En otro tipo de periféricos podemos encontrar su descripción y, sobre todo, instrucciones para su uso e instalación.

En algunos periféricos es posible que estos datos no se encuentren en el interior, sino en el mismo embalaje, siendo esto habitual sobre todo en productos que se venden en blister (las cajitas de plástico transparente con enganche), y más que nada en pendrives, MP3 y otras unidades de almacenamiento.

Por sus características hay periféricos que carecen de estos manuales, como es el caso de teclados o ratones económicos, en los que la verdad es que su uso y conexión tampoco los requieren.

Es muy importante leer estos manuales antes de proceder a la instalación, ya que una impresora, una webcam o cualquier otro elemento no siempre se instala de la misma forma, y esto a veces depende simplemente de la marca y modelo.

CD o DVD de soporte:

Si la conservación de los manuales es importante más lo es la conservación de estos CD's y/o DVD's.

En muchos casos vamos a encontrar en ellos los manuales, pero sobre todo (y esto es lo más importante) los controladores (drivers) y software del componente en cuestión.

Es sobre todo importantísimo conservar el CD de la placa base, ya que en éste vamos a encontrar los controladores tanto del chipset (aunque estos no suelen ser necesarios para su funcionamiento) como de los diferentes componentes integrados en ella (tarjeta de red, tarjeta de sonido y, en su caso, tarjeta gráfica) y, dependiendo de la marca y modelo, algunos programas extra de gestión de la placa base.

Y tenemos algo muy importante que también se encuentra en este CD. Como casi todos a estas alturas saben, Windows XP no reconoce en su instalación los discos SATA. Bueno, en realidad no es el disco SATA lo que no reconoce, sino la controladora SATA de la placa base. Pues bien, precisamente en este CD están dichos controladores.

Si antes de iniciar la instalación de Windows XP arrancamos desde el CD de controladores de la placa base se nos ofrece la opción de generar un disquete que contenga dichos controladores, con el que, una vez iniciada la instalación de Windows XP, podremos instalarlos (es la primera pantalla que nos aparece, con la opción Presione F6 si desea Instalar controladores SCSI o RAID de otros proveedores).

Con respecto a los CD's de drivers de algunos componentes (impresoras y webcam sobre todo) es posible que no contengan los correspondientes a nuestro sistema operativo (en especial de Windows Vista), aunque sí que sean compatibles. En ese caso debemos ir a la web del fabricante, bajar dichos drivers y grabarlos en un CD, que guardaremos junto con el original de dicho componente.

Una excepción a esta norma son los pendrive, MP3 y otros sistemas de almacenamiento masivo. Dado que estos componentes no necesitan drivers ni para Windows XP ni para Windows Vista, si traen algún CD con drivers, estos son para Windows 98SE (y sólo en el caso de que sean compatibles con dicho sistema). En este tipo de producto es cada vez más normal que, en el caso de ser compatibles con Windows 98SE (lo indica claramente en el embalaje) no traigan un CD con estos drivers, sino que en el mismo embalaje se nos facilite una dirección web de donde bajarlos.

Hay una serie de periféricos que no necesitan controladores, como es el caso de las unidades ópticas (lectores y regrabadores de CD o DVD), monitores, los ya mencionados medios de almacenamiento masivo y algún otro más, ya que funcionan con los controladores que ya trae el propio Windows (ver el tutorial Dispositivos que no utilizan drivers del fabricante)

Los teclados multimedia (sobre todo los de gama alta) y los ratones (también de gama alta) sí que suelen traer un CD (o a veces disquete) con drivers. Estos drivers no son necesarios para su correcto funcionamiento (ni siquiera para las principales teclas multimedia), pero sí que son necesarios para utilizar algunas de sus propiedades, como hacer una configuración personalizada de algunas teclas multimedia o activar algunas funciones, por ejemplo.

Hay una cosa que debemos conocer. Estos CD´s de drivers forman parte de lo que estamos comprando, y por lo tanto están sujetos a las condiciones de garantía del producto. Esto quiere decir que el mal funcionamiento de dicho CD o de los drivers que contiene es motivo para en cambio del producto y, en su caso, devolución del mismo.

Equipos preinstalados:

La mayoría de los equipos preinstalados (de marca) actuales no llevan físicamente un DVD de drivers y recuperación, sino que estos se encuentran, junto con el instalador del sistema operativo, en una partición del disco duro. Es de suma importancia que, siguiendo las instrucciones que encontramos al terminar la instalación de dichos ordenadores, creemos los DVD Recovery, ya que entre otras cosas estos contienen, como ya hemos dicho, el instalador del SO que tenemos y su correspondiente licencia, y si se nos pierde esa partición por cualquier motivo (que se nos estropee el disco duro, por ejemplo), el no haber generado este DVD a su debido tiempo nos va a suponer el tener que comprar una nueva licencia de Windows, además de tener que obtener de nuevo los drivers y demás.

Por supuesto que este DVD Recovery lo debemos etiquetar y guardar convenientemente.

Con respecto a este tema (instaladores en partición o DVD Recovery) es muy importante que sepamos que la conservación de éstos es de nuestra completa responsabilidad, y que contienen la licencia del sistema operativo instalado, por lo que en caso de pérdida, si bien se los podemos pedir al fabricante, éste está en su pleno derecho de cobrarnos el importe de la nueva licencia de Windows (ya sea XP o Vista). Es cierto que los drivers son gratuitos (al descargarlos de Internet), pero no ocurre lo mismo con la licencia de Windows ni, en su caso, con el resto de programas que vengan como Bonus free con nuestro equipo (estos últimos nos los pueden volver a facilitar o no, y en el caso de facilitárnoslos también podrían cobrárnoslos).

Comentarios finales:

Como hemos visto, tanto los manuales como los CD's y/o DVD's de controladores son de una gran importancia, y no me canso de repetir que debemos comprobar su correcto funcionamiento y guardarlos en un sitio seguro y en el que los tengamos siempre a mano.

Cuando compremos algún artículo de este tipo debemos asegurarnos de que viene con sus correspondientes drivers, ya que en muchas ocasiones sin ellos nos va a ser imposible su instalación.

Dado de la compra de este tipo de productos no suele ser una compra por impulso (se llama compra por impulso a aquella compra que realizamos sin tenerla prevista, al ver el producto expuesto), es más que conveniente que antes de nada comprobemos marca, modelo y disponibilidad de soporte técnico (aunque sea vía web) u obtención de drivers (ver el tutorial Comprar componentes de un ordenador sin riesgos).

Y sobre todo una cuestión, asegurarnos siempre de que el artículo que vamos a comprar es compatible con nuestro sistema operativo, y no basta con que el vendedor nos lo diga, debe ponerlo en la documentación (normalmente en la caja) de dicho producto. A la hora de reclamar (y sobre todo en una gran superficie) de poco nos va a servir el que el vendedor nos haya dicho que lo es o que no lo es si no está correctamente documentado.




Tags: Hardware, Drivers
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos13 Diciembre 2018