Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Comprar componentes de un ordenador sin riesgos

ALMALASI - 05/06/2008 - DERECHOS AUTOR
COMO COMPRAR COMPONENTES DE HARDWARE O PERIFERICOS SIN CORRER RIESGOS.



Son muchas las preguntas relativas a malfuncionamientos de periféricos (webcam, mp3...), a fallos en sus drivers o a la imposibilidad de conseguir éstos.

En muchísimas ocasiones la marca de estos periféricos es totalmente desconocida, y en alguna que otra se trata de simples estafas (como es el caso del pendrive Sony VAIO 4GB, tan difundido en algunas zonas de Sudamérica).

Es por ello más que nada por lo que me he decidido a escribir este tutorial. En él vamos a ver unas cuantas cuestiones a tener en cuenta a la hora de realizar nuestras compras, ya que cualquier cosa que compremos, por barata que nos cueste, si luego no funciona es realmente cara.

Vamos a ver cuales son esos puntos:

1º.- Donde compramos:
Estamos hablando de material de electrónica, sonido o informática, y lo lógico es... comprarlo en tiendas de electrónica, sonido o informática. Esto que acabo de decir, aunque parezca una tontería, si lo analizamos no lo es tanto.
Por supuesto que existen tiendas de electrodomésticos o grandes almacenes y centros comerciales. Las compras en este tipo de establecimientos no suelen dar problemas.
Pero también existen las tiendas Todo un euro, bazares de artículos de importación y sitios similares. En estos sitios podemos encontrar una amplia gama de reproductores mp3 o webcam (entre otros) a unos precios increíbles, a veces muy bonitos... pero de marcas desconocidas y de calidad algo menos que dudosa.
En estos casos, a veces nos solucionan el problema simplemente cambiándonos el producto, pero si ya ha pasado un cierto tiempo (y a veces este cierto tiempo es tan sólo unos días), la única solución que nos queda ante una avería es mandar el artículo a la papelera y comprar uno nuevo, con lo que la compra no es que no haya sido buena, es que es simplemente malísima.

2º.- Marcas:
Y este es un punto que se empareja perfectamente con el anterior. Antes de hacer una compra de este tipo, lo compremos donde lo compremos, es importante que veamos de qué marca es. Es cierto que no vamos a conocer todas las marcas del mercado, pero si el artículo es de un cierto precio lo menos que podemos hacer es comprobar una serie de puntos. Estos puntos son los siguientes:

- Marca.- Podemos comprobar en Internet la marca y modelo del artículo que vamos a comprar. A veces tenemos uno muy similar, pero de marca reconocida, por tan sólo un poco más.

- Modelo.- Comprobar que se trata de un modelo aun en producción. A veces no nos importa que se trate de un modelo descatalogado, pero ante cualquier problema, éstos suelen ser más difíciles de solucionar.

- Asistencia técnica.- Esto es algo muy importante en algunos artículos. Debemos enterarnos de dónde está la asistencia técnica más cercana y, en caso de que sea fuera de nuestra ciudad, a cargo de quien son los portes y tiempo medio de reparación.

- Garantía.- Tener garantía en un artículo y tenerlo que mandar a China pagando nosotros los portes es lo más parecido a no tener garantía. Debemos asegurarnos de quien se hace cargo de la garantía del producto (a este respecto, quiero recordar que en la UE el periodo de garantía es de dos años, salvo para piezas con desgaste calculado y baterías).
Es un dato importante que la garantía se atienda en nuestra zona o cuando menos en nuestro país.

- Soporte del producto.- No está de más que antes de comprar nos aseguremos de la existencia de drivers para nuestro sistema operativo, así como de un mínimo servicio de atención al cliente Online. Para esto basta con que entremos a la web del fabricante y lo comprobemos.

3º.- Estado del producto:
Debemos comprobar que el embalaje esté en perfecto estado. Un embalaje en mal estado puede ser signo de que se trata de un producto devuelto por otro cliente. Esto no tiene por qué tener mayor importancia si el producto está en buen estado, pero es algo que debemos decidir nosotros.
Además es muy importante que comprobemos que el embalaje contiene todo lo que debe contener (el producto en sí mismo, manuales si los lleva, CD de drivers o programas si lo lleva, accesorios que deba contener, certificado de garantía, etc.). Es muy importante con conservemos todo esto (incluida la caja y cartonaje) al menos durante 15 días (los manuales y CD de controladores por supuesto siempre), ya que si bien es cierto que durante ese plazo de tiempo tenemos derecho a la devolución del producto, también lo es que el vendedor puede exigirnos que para ello éste vaya en su embalaje original y con todos sus complementos, manuales y drivers.

4º.- Compatibilidad:
Debemos comprobar que el producto que estamos comprando sea compatible (en el caso de un periférico para el ordenador) con nuestro sistema operativo. Y comprobar esto no sólo es preguntárselo al vendedor, es comprobarlo en el embalaje y características del producto. Hay que recordar que la responsabilidad de este punto es enteramente del comprador. No vale eso de Es que el vendedor me dijo..., lo que vale es lo que pone el producto.

5º.- Compras Online:
Cada vez es más frecuente comprar por Internet. Esto es cómodo, a veces más económico que comprar en nuestro lugar de residencia y suele poner a nuestra disposición un surtido más amplio donde elegir, pero también entraña una serie de riesgos.

Estos riesgos se minimizan si compramos en sitios reconocidos, pero siempre hay una serie de normas a tener en cuenta. Y si los puntos citados en los apartados anteriores son válidos para tiendas físicas lo son más aun para tiendas Online. A estos puntos hay que añadir que debemos enterarnos muy bien de las posibilidades y condiciones de devolución del producto.

En cuanto al pago, siempre que sea posible debemos elegir un pago contra reembolso, es decir, pagar cuando recibamos la mercancía. Esto nos va a permitir el poder comprobar lo que recibimos antes de pagarlo.

Y con esto no quiero decir que las compras por Internet sean mejores ni peores, simplemente que debemos tener en cuenta que la tienda no la tenemos a la vuelta de la esquina, sino que está a veces a cientos o miles de kilómetros y que tenemos que estar bastante más seguros de lo que compramos.

Es estos casos es importante que se trate de una tienda que nos ofrezca un SAC directo (por teléfono), y no sólo a través de emails.

6º.- Compras Online entre particulares:
Es este también un sistema que cada vez se está utilizando más ¿quien no ha oído hablar de Ebay, por ejemplo?
Ante este tipo de compras debemos tener muy en cuenta que estas empresas no se hacen responsable del estado de lo que compremos, lo que, salvo la buena voluntad del vendedor, las convierte en compras bajo nuestra entera y única responsabilidad y en la práctica sin ningún tipo de garantía.

7º.- Compras en el extranjero:
Comprar un artículo en el fuera de nuestro país, ya sea Online o de forma directa, siempre entraña una serie de riesgos, por lo que es algo que, por ventajoso que pueda resultarnos, debemos considerar detenidamente.

Entre los problemas que podemos encontrarnos están los siguientes:

- No existe el producto en nuestro país.- Esto es algo que puede ser bastante común si, en el caso de España, hacemos la compra fuera de la CEE.

- Software e incluso hardware (teclados) en idiomas diferentes.- Ante este problema poco podemos hacer, ya que si compramos un ordenador en EEUU lo normal es que éste venga en inglés (USA), aunque siempre podemos (y debemos) preguntar sobre la posibilidad de que nos lo sirvan configurado en español.
Esto es válido para cualquier compra en países con idioma diferente al nuestro.

- Servicio de asistencia y garantía.- Este es un punto muy importante. Si compramos un producto en un país X, el servicio de asistencia y la garantía se entienden vigentes en el país en el que se realiza la compra, y bajo las leyes de dicho país.
Es además hasta cierto punto habitual que los SAT oficiales no atiendan productos comprados fuera de su ámbito de influencia. Esto quiere decir que un producto Sony (por poner un ejemplo) comprado en los EEUU puede no ser atendido en garantía por Sony España. No suele ocurrir lo mismo con productos comprados en la CEE, ya que la garantía suele ser extensiva a todos los países de la Unión, aunque en el caso de España, si el producto en cuestión no se vende en nuestro país, el SAT puede enviarlo al país en el que se ha comprado y cobrarnos los gastos de transporte. Algunos fabricantes ofrecen una ampliación de garantía (llamada Garantía internacional o Garantía ampliada) que suele cubrir estos casos.

A esto hay que añadir que cuando se trate de un fabricante sin SAT en nuestro país, ante cualquier problema vamos a tener que enviarlo al país de origen (o al que nos indiquen en la garantía), con los gastos que esto puede suponer.
Además, en el caso de asumir nosotros los gastos de la reparación y llevarlo a un SAT independiente, siempre podemos encontrarnos con la inexistencia de piezas para solucionar el problema.

- Tasas de aduana.- Debemos recordar que si compramos algún producto fuera de la CEE estamos obligados a hacer una declaración de esa importación, así como a pagar las tasas de aduana correspondientes. El pago de esta tasa, además de ser un requisito legal, es un requisito que muchos fabricantes piden para atender la garantía, aunque se trate de garantía ampliada.

8º.- Compras de software:
El software, al igual que el hardware, tiene su correspondiente garantía y plazos de devolución, pero estos (los plazos de devolución) son sólo aplicables siempre que el embalaje de este software esté intacto. En cuanto a la garantía, ésta suele consistir en el cambio del producto por mal funcionamiento del mismo, pero siempre por el mismo producto y versión. Casos de incompatibilidades o no cumplir nuestras expectativas son de nuestra entera responsabilidad, y en ningún caso dan derecho a devolución (salvo lo ya expuesto anteriormente de que el embalaje esté intacto, incluidos todos sus precintos y demás.
La práctica totalidad de fabricantes de software ofrecen en sus respectivas web versiones trial o de prueba para que comprobemos si se trata del software que necesitamos.

9º.- Sistemas operativos:
Ante la compra de un sistema operativo tenemos que tener en cuenta los siguientes términos, dependiendo del tipo de licencia (y esto es aplicable al resto de software):

- Versiones Retail.- En las versiones Retail la atención al cliente corresponde al desarrollador de dicho software (Microsoft, Apple...).

- Versiones OEM y preinstaladas.- En estos casos, tanto la atención al cliente como la solución de los problemas que puedan surgir, salvo que estén disponibles en las respectivas páginas web de los desarrolladores, son responsabilidad del montador del equipo. Esto quiere decir que, por poneros un ejemplo, un fallo en Windows en un equipo HP, es HP el que debe encargarse de solucionarlo, y no Microsoft.

10º.- Ordenadores con Linux preinstalado:
En este punto debemos tener muy en cuenta un tema. Si bien la mayoría de las versiones de Linux son gratuitas (aunque no todas lo son), el montador (el fabricante del equipo, para entendernos) está en su derecho de cobrar los gastos correspondientes a la instalación y configuración de éste, así como el soporte en el que se nos entregue, caso de que sea en un CD o DVD.

Esto es extensible a equipos que compremos montados y con Linux preinstalado en cualquier tienda, aunque éste sea por piezas.
No debemos confundir la gratuidad de un software con la mano de obra y tiempo que haya que emplear para su instalación. Esto último sí que es facturable.

Bien, esperamos que estos puntos les sirvan de ayuda la próxima vez que vayan a comprar cualquier artículo, ya que si bien nos hemos centrado en productos informáticos, son aplicables a bastantes más productos.






Tags: Hardware, Comprar
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos18 Diciembre 2018