Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Importancia de la caja en un ordenador

ALMALASI - 04/06/2008 - DERECHOS AUTOR
QUE IMPORTANCIA TIENE LA CAJA EN UN ORDENADOR.



Ya en el tutorial Elegir una caja para el PC. vimos algunos tipos de cajas para ordenador, así como las principales características a tener en cuenta de una caja.

Pero, a pesar de lo visto en dicho tutorial, cabe preguntarse ¿es realmente importante la caja en sí misma (ya no hablamos de la fuente de alimentación) para un ordenador?

Pues bien, aunque a veces parece que no es un elemento primordial, sí que es un elemento muy importante a la hora de configurar nuestro equipo.

Ya no hablamos de consideraciones estéticas, ya que sobre ese punto debe primar el gusto de cada cual (y os puedo asegurar que hay cajas para todos los gustos), hablamos de la calidad de la caja en sí misma.

Lo malo de esto es que muchas veces no vemos la caja (físicamente, no en imágenes) hasta que no está montado el equipo, con lo que no nos es posible comprobar una de las principales características que tiene que tener una caja medianamente buena, y es su resistencia.

Estoy harto de ver cajas de muy buena apariencia, pero en las que la rigidez se la dan los elementos que instalamos (placa base, unidades de DVD, discos duros y, a veces, hasta la propia tarjeta gráfica), haciendo que estos elementos soporten unas tensiones de las que deberían verse totalmente libres. Es la caja la que tiene que ser rígida, no tener esta rigidez gracias al resto de elementos.

Otro problema muy habitual (y que he sufrido a veces en mis propias carnes) es una terminación totalmente deficiente de la estampación de chapa, que convierte algunos elementos de la caja en auténticos cuchillos. Esto lo he podido observar no sólo en cajas de baja calidad, sino también en cajas de calidad algo más que mediana.
Esto no sólo es peligroso para nuestra integridad (un corte con estas aristas puede llegar a ser mucho más peligroso que un corte con un cuchillo), sino también para algún cable o faja, con lo que esto puede suponer.

La facilidad para trabajar dentro de la caja es también un tema muy importante. Cierto es que a veces no tenemos más remedio que elegir una caja de reducidas dimensiones por limitaciones en el espacio físico que tenemos para colocarla, pero esto implica también unas limitaciones a la hora de la ventilación, ampliación y a la hora de tener que hacer cualquier intervención dentro de la caja. Unas buenas medidas para una caja semi-torre (que son las más utilizadas) rondarían los 480mm de fondo x 180mm de ancho x 450mm de alto. Estas medidas nos dan espacio suficiente para montar nuestro ordenador de forma desahogada, a la vez que nos ofrecen las suficientes posibilidades de ampliación. Para estas medidas lo normal son cuatro bahías externas de 5.25'' (unidades de DVD o similares), dos bahías externas de 3.5'' (disquetera y lector de tarjetas) y otras dos o tres bahías internas de 3.5'' (para los discos duros). En el caso (cada vez más habitual) de no montar disquetera, podemos también usar una de esas bahías para un disco duro.

Hay en el mercado algunas cajas en las que las bahías internas van montadas en rack, es decir, una pieza que se quita entera cuando tenemos que manipular en los discos duros, lo que facilita bastante esta labor.

También son muchas las cajas que permiten su montaje sin tornillos (salvo la placa base y la fuente de alimentación, claro está). Esto hace que cualquier intervención dentro de la misma sea mucho más fácil y rápida, facilitando enormemente cualquier ampliación (siempre, claro está, que no tiremos las guías que nos sobran al montar el ordenador).

En cuanto a los materiales, lo que mejor resultado está dando, por su rigidez. absorción de vibraciones y poco peso es el aluminio, aunque un buen chasis de acero también da buenos resultados, eso sí, con un peso bastante alto, ya que para que una caja tenga la suficiente rigidez estructural una de dos, o está hecha en aluminio y pesa... bastante.

Y ya que hablamos de vibraciones, además de ser una fuente de ruido, son una de las principales causas de averías en discos duros y unidades ópticas (no olvidemos que un disco duro gira a 7200rpm y una unidad de DVD puede alcanzar las 9600rpm, con el inconveniente añadido de una tasa de vibración mucho más alta que la de un disco duro).
Todos los ventiladores son también una fuente de vibraciones, que una buena caja debe absorber sin mayores problemas, no siendo una fuente de ruidos.

Muy importante, es la ventilación interna de la caja. Esto más que importante yo diría que es fundamental para la buena conservación de nuestro ordenador. A este respecto no debemos olvidar que para igual caudal de aire, a mayor tamaño del ventilador menor número de rpm... y menor ruido (aunque no es el único factor que influye en esto). Lo menos que le podemos pedir es que tenga la posibilidad de instalar un ventilador frontal (de entrada de aire) y uno trasero (de salida). Una tobera de aire para el disipador es un buen detalle, pero no es imprescindible si la torre ventila correctamente.



En las imágenes superiores podemos ver el chasis de dos torres con fuente de alimentación incluida. Sólo con verlas podemos apreciar la diferencia de calidad que hay entre una y otra.



Imágenes de dos chasis sin fuente. El de la izquierda está realizado en acero de alta calidad. El de la derecha, íntegramente en aluminio.

En cuanto a los paneles laterales, es muy importante que encajen correctamente y sin esfuerzos. Quitarlos o ponerlos es simplemente una labor de montaje, y no tiene por qué convertirse en una auténtica pelea con la caja, como ocurre en muchos (demasiados) casos.

Estos paneles en muchas ocasiones llevan una serie de rejillas para facilitar la ventilación de la caja. Es muy importante que no las tapemos, ya que en el diseño de la caja se ha contado con el aire que entra por ellas para la refrigeración.

En cuanto a la conveniencia de que éstos sean de metacrilato transparente o metálicos, siempre que el chasis tenga la rigidez adecuada es una simple cuestión de gusto.

Por último les mostramos cuatro imágenes (dos exteriores y dos interiores) de una torre de alta calidad. Se trata de una Lian Li PC A-10 SL, construida íntegramente en aluminio. Las imágenes hablan por sí solas de la calidad de esta caja y de su fabulosa terminación.






En las imágenes se pueden ver detalles tales como sus cuatro ventiladores de 12'' (uno frontal y otro superior que meten aire y uno trasero y otro lateral, en un chasis sobre los slot de expansión que sacan aire), su sistema de anclajes sin tornillos (esta caja incluye soportes antivibración), rack para tres discos duros, la posibilidad de instalación de doble fuente y la colocación de las fuentes, separadas del resto del ordenador.

En definitiva, aunque una caja buena puede tener un diseño más o menos original, no forzosamente tiene que ser así, ni al contrario, no todas las cajas con un diseño sobrio son buenas.

Lo que sí que una caja buena no suele ser nunca es barata. Estamos hablando de cajas con costos superiores a los 60 euros, y en muchos casos bastante más. Como muestra, la Lian Li PC A-10 SL que le hemos mostrado, que tiene un costo superior a los 220 euros.

Y a estos precios es normal tenerle que añadir el de la fuente de alimentación, ya que lo normal en cajas de alta calidad es que se vendan sin fuente para que cada cual instale la que mejor le venga.




Tags: Caracteristicas, Ordenador
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos19 Diciembre 2018