Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Importancia de la calidad del suministro eléctrico para un ordenador.

JOSITO - 17/10/2007 - DERECHOS AUTOR
IMPORTANCIA DE LA CALIDAD EN EL SUMINISTRO ELECTRICO Y LAS CONSECUENCIAS QUE PUEDE TENER LA FALTA DE ESTA.

.

De todos es sabido que un ordenador funciona con electricidad, pero ¿cuántas veces nos hemos parado a pensar en la importancia de la calidad del suministro de esta en el desempeño y, sobre todo, en la conservación de nuestro equipo?.

Para empezar vamos a ver lo que se puede entender por calidad del suministro eléctrico: Un suministro eléctrico de calidad es aquel que mantiene sus niveles de suministro dentro de un rango de +/- 5%, sin que se produzcan interrupciones en el suministro salvo por causas justificadas.

En España, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría General de Energía, ofrece dos índices sobre la calidad de continuidad del suministro, basado en el número de interrupciones del suministro. Uno de ellos, el índice TIEPI está basado en el tiempo de interrupción equivalente de la potencia instalada en media tensión (1 kV < V 36 kV). El otro, el NIEPI se basa en el número de interrupciones equivalente de la potencia instalada en media tensión (1 kV R V 36 kV). En ambos casos sólo se contabilizan las interrupciones imprevistas en periodos superiores a los 3 minutos.

Como simple curiosidad, vamos a ver los límites en un periodo de un año que se establecen para considerar un suministro eléctrico de calidad:

Zona urbana:
TIEPI - 2 horas / NIEPI - 4 int.
Zona semi urbana:
TIEPI - 4 horas / NIEPI - 6 int.
Zona rural concentrada:
TIEPI - 8 horas / NIEPI - 10 int.
Zona rural dispersa:
TIEPI - 12 horas / NIEPI - 15 int.

¿Pero son útiles estas medidas para considerar si un suministro eléctrico tiene la suficiente calidad para un ordenador?. Pues definitivamente no. En un ordenador el tiempo que la electricidad esté interrumpida es irrelevante. Lo que realmente importa son las fluctuaciones en el voltaje del suministro y los pequeños cortes (llamados micro cortes) que en la mayoría de las ocasiones ni tan siquiera llegamos a observar.

Una fuente de alimentación de calidad suele estar diseñada para una tensión de 230 voltios, con un margen de tolerancia de +/- 10% en periodos punta (muy cortos) y de +/- 5% para periodos prolongados. Esto en la práctica significa que una fuente buena (y recalco lo de buena) trabaja perfectamente en unos márgenes de entre 218.5 v y 241.5 v, admitiendo picos de 207 v por abajo y 253 v por arriba.
Una fuente de alimentación buena puede mantener perfectamente el suministro a 5v, 3.3v y 1.8v a pesar de estas fluctuaciones, pero no todas las fuentes de alimentación tienen la calidad suficiente para soportar de forma continuada estas fluctuaciones, por lo que enseguida empiezan los problemas.

Podemos pensar que estas alteraciones sólo afectan en el caso de que el ordenador se apague, pero eso es totalmente falso. Son precisamente estas fluctuaciones las causantes del 90% de las averías en los ordenadores, y no sólo afectan a la fuente de alimentación, sino que afectan sobre todo a la placa base, memorias y discos duros.

De todos es conocido el efecto que un corte de corriente puede tener sobre el software, que va desde la pérdida de datos a la pérdida de programas y, sobre todo, daños en el arranque del sistema operativo, pero aun mayores son los daños a nivel de hardware que pueden causar estos altibajos en el suministro (y repito que no es necesario que el ordenador se apague para que estos daños se ocasionen).

Pero ¿qué es lo realmente perjudicial de un corte de corriente?.
Es cierto que a nivel de software los daños (sobre todo en pérdidas de información) se producen cuando se va la luz, pero los daños en hardware se originan cuando esta vuelve, debido sobre todo a que en el momento de la reconexión se pueden alcanzar a veces voltajes muy altos (del orden de los 240 - 260 voltios). Por supuesto que esto no es lo más normal, pero sí que puede pasar (y de hecho pasa).

¿Y qué pasa con las caídas de corriente?. Pues algo similar. Una fuente de alimentación buena suele cortar el suministro en cuanto este pasa de unos límites, llegando incluso a bloquearse para auto protegerse, pero hay fuentes en las que no ocurre esto, simplemente siguen funcionando... eso sí, suministrando a la placa base y demás elementos unas tensiones bastante por debajo o por encima de las que estos necesitan, lo que hace que trabajen forzados, terminando por provocar averías bastante serias.

Hasta ahora hemos visto los problemas que un mal suministro eléctrico pueden causarnos, pero... ¿son estos los únicos problemas con la electricidad que podemos tener?.
Pues no. Los problemas más cotidianos en este sentido los tenemos en nuestra instalación, aun cuando el suministro externo sea perfecto.

Una fuente alta de consumo (sobre todo un motor eléctrico) al entrar en funcionamiento produce un diferencial de tensión en la red que tarda un cierto tiempo (y quede bien claro que siempre me refiero a milisegundos) en estabilizarse, lo que provoca una bajada en el suministro en ese momento. Esta bajada es inapreciable en la mayoría de las ocasiones, pero se produce siempre. La distancia en la que suele notarse es (dependiendo de la potencia del aparato eléctrico) de entre 1.5 metros y 3 metros. Estas bajadas de tensión perjudican con el tiempo a la fuente de alimentación. Pero esta circunstancia no es en sí la peor. La peor es que cuando estos motores (que al fin y al cabo son bobinas) se paran se produce un reenvío de tensión a la red. Pues bien, este reenvío sí que es perjudicial para los ordenadores.

Medidas que podemos tomar para evitar en lo posible los efectos de estos picos.

Pues son muchas las medidas que podemos tomar, unas más caras que otras y muchas de ellas totalmente gratuitas.
Aquí vamos a hacer una clara distinción de lo que es una instalación doméstica y una instalación profesional.

- Medidas en una instalación profesional:

En una instalación profesional (en un negocio) lo ideal es, siempre que sea posible, que la instalación eléctrica del sistema informático se haga en una línea independiente, lo que va a permitir minimizar los efectos de los demás aparatos eléctricos (aire acondicionado, iluminación y, dependiendo del tipo de negocio, frigoríficos, congeladores, etc.).

A esto hay que añadirle un buen sistema de alimentación ininterrumpida con la suficiente capacidad para soportar una falla en el suministro de al menos 15 minutos y que sea capaz de filtrar los picos de corriente. Los S.A.I. del tipo OnLine son una buena opción, aunque en la actualidad hay otras opciones para instalaciones de envergadura que son mejores, como por ejemplo un Inversor de corriente, acompañado de unas buenas baterías, que a pesar de que tiene un alto costo ofrece una cantidad de ventajas que lo hacen aconsejable en instalaciones con una cantidad importante de ordenadores y que nos pueden proporcionar un suministro en caso de cortes de incluso varias horas.

Si no es posible conectar los ordenadores en una línea independientes se debe al menos asegurar que no estén conectados cerca de otras fuentes de alto consumo de energía, y sobre todo que no estén conectados en las mismas líneas que aparatos de aire acondicionado, congeladores, frigoríficos, calentadores, etc.

- Medidas en la casa:

En la casa hay una serie de medidas que podemos tomar:

Es imprescindible una instalación eléctrica con toma de tierra si queremos un mínimo de protección en nuestro sistema.

Por supuesto un S.A.I. es muy recomendable. Uno para uso doméstico que nos filtre los picos de corriente y que además nos mantenga el suministro durante unos 5 minutos (tiempo más que suficiente para cerrar nuestro trabajo y apagar el ordenador) no es que sea barato, pero tampoco tiene un costo excesivo, sobre todo si tenemos en cuenta que nos va a evitar gastos mucho mayores en averías y pérdidas de información.

También debemos evitar tener conectados en el mismo enchufe aparatos de calefacción y cualquier otro electrodoméstico que tenga un funcionamiento intermitente.

Debemos así mismo evitar sobrecargar un enchufe. Es preferible distribuir (si es posible, claro está) los periféricos que tengamos entre un par de enchufes.

Como medida de precaución debemos apagar (y si es posible desconectar) el ordenador si se produce una interrupción en el suministro eléctrico. Para esto son muy útiles las regletas de corriente con interruptor. Incluso las hay con filtros y fusibles, lo que nos va a dar una cierta protección.

En caso de tormenta eléctrica es muy aconsejable desconectar el ordenador, o cuando menos apagarlo, aunque a este respecto debemos recordar que un ordenador ATX siempre está recibiendo una corriente de 5 voltios (aunque esté apagado).

Vuelvo a recordar para terminar este tutorial que el 90% de las averías serias en un ordenador están causadas por problemas relacionados con el suministro eléctrico, y que estos en el mejor de los casos hacen que sea necesario el cambio de la fuente de alimentación. Debemos también recordar que cuanta mayor sea la calidad de dicha fuente más protegidos vamos a estar frente a este tipo de problemas.
Tags: Ordenador, Fuentes alimentacion
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos14 Diciembre 2018