Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Copiar Windows 98 en otro disco duro.

JOSITO - 05/10/2007 - DERECHOS AUTOR
COMO PODEMOS CAMBIAR DE DISCO DURO CON WINDOWS 98 SIN TENER QUE REINSTALAR.



A estas alturas son cada vez menos los ordenadores que utilizan Windows 98. Estamos en octubre de 2.007 y hace ya tres meses que Microsoft ha dejado de dar soporte para este sistema operativo. A esto hay que añadir que cada vez son más los fabricantes que no dan soporte para este sistema operativo, no teniendo ni siquiera los drivers en sus respectivas Web.

Pero lo cierto es que aun hay un parque bastante grande de máquinas con Windows 98. Es más, muchas de esas máquinas no pueden actualizarse a una versión superior porque soportan un hardware o software que no funciona con versiones superiores de Windows.

A veces estos usuarios necesitan o bien ampliar el disco o bien cambiar de máquina, bien porque necesitan ampliar la capacidad del disco o bien por avería del ordenador, pero lo que no pueden es cambiar ni de sistema operativo ni de configuración.

En este tutorial vamos a ver una forma sencilla y rápida de copiar nuestro Windows 98 (o más bien todo nuestro disco duro) a otro, sin necesidad de utilizar programas de clonación de discos.

El proceso es bastante fácil, aunque pueda parecer algo engorroso.

Vamos a tratar de explicarlo de la forma más sencilla posible.

Para ello no necesitamos el CD de Windows 98 (aunque es bueno tenerlo a mano), pero lo que sí que necesitamos es un disquete de arranque de Windows 98.

Una vez que hemos comprobado que nuestra placa base soporta el nuevo disco, con solo el disco nuevo conectado y arrancando desde el disquete de Windows 98 hacemos una partición de como máximo 40GB.

Para esto, una vez que hemos arrancado ejecutamos el comando FDISK, activando en la primera pantalla la compatibilidad para discos grandes (con esto va a crear la partición en FAT32).



A continuación vamos a la opción 1 Crear una partición o unidad lógica de DOS y creamos la partición ya mencionada, de como máximo 40GB.



Si el disco es mayor podemos crear otras particiones de 40 a 60GB, ya que vamos a trabajar con Windows 98 y no es conveniente utilizar particiones mayores. Debemos tener presente que Windows 98 NO puede acceder a particiones NTFS.

Bien, una vez hechas las particiones reiniciamos (siempre con el disquete de Windows 98) y formateamos. Pera ello solo tenemos que introducir el comando FORMAT C: /S. El modificador /S pasa al comando Format la orden de preparar el disco duro como disco de arranque y cargar el sistema operativo.
Aquí quiero hacer un inciso: El sistema operativo, tanto en MS-DOS como en Windows (hasta Windows ME) está formado básicamente por tan sólo tres archivos, que son los que necesita para arrancar. Estos archivos son IO.SYS, BIOS.SYS y COMMAND.COM. El resto de archivos son más o menos necesarios para trabajar, pero NO para que el ordenador arranque.

Una vez que tengamos nuestro disco formateado (al menos la partición C:, que es a la que vamos a pasar nuestro disco) volvemos a conectar el disco antiguo en el IDE 1 y como Master (que es exactamente como lo teníamos antes de comenzar esta operación) y conectamos el nuevo disco duro, ya particionado y con la parcición C: formateada, en el IDE 2, también como Master.

Arrancamos desde el disco duro antiguo (desde nuestro Windows de siempre) y comprobamos que aparece la nueva partición que hemos creado en el disco duro nuevo.
Una vez hecho esto, desde el mismo Windows habilitamos en primer lugar la opción Mostrar archivos y carpetas ocultas. Ya con todas las carpetas y archivos visibles copiamos desde el mismo Windows todas las carpetas y archivos al disco nuevo, MENOS LA CARPETA WINDOWS, con la que hay que proceder de una forma diferente.

Desde el Explorador de Windows, vamos al nuevo disco donde hemos copiado las carpetas y creamos una llamada carpeta a la que llamamos Windows. Volvemos a nuestro directorio Windows, entramos en el y marcamos todo para copiarlo, MENOS EL ARCHIVO WIN386.SWP, que NO debemos copiarlo. Este archivo es el Archivo de intercambio, que Windows necesita para funcionar, pero que si no existe lo crea durante el arranque sin ningún problema. Con lo que sí que vamos a tener problemas es si encuentra un Archivo de intercambio creado en otro ordenador.
Una vez que nos hemos asegurado de que este archivo no se va a copiar, copiamos el resto en la carpeta Windows del nuevo disco. Al decir todo me refiero a todos los archivos, carpetas y subcarpetas que tengamos en el directorio Windows de nuestro disco antiguo.

Bien, ya tenemos nuestro nuevo disco listo para sustituir al antiguo. Tan solo nos quedan un par de pasos.

Cambiamos los discos de posición (es decir, conectamos el nuevo como Master en el IDE 1 y el antiguo como Master en el IDE 2) y volvemos a arrancar con el disquete de Windows. Esta vez lo único que tenemos que comprobar es que la partición donde hemos copiado nuestro disco está activa. Para ello ejecutamos FDISK y vamos a la opción 4 (Mostrar información sobre la partición). En el caso de no estar activa vamos a la opción 2 (Establecer la partición activa) y salimos.



Quitamos el disquete y arrancamos desde el disco duro. En este caso ya estamos arrancando con el nuevo disco duro. Solo nos queda comprobar que todo funciona correctamente y volver a ocultar los archivos y carpetas ocultas.

Si lo que vamos a hacer es cambiar a otro ordenador, antes de nada debemos asegurarnos de que tenemos los drivers necesarios para Windows 98 y reinstalar aquellos que no nos funcionen.
Tags: Instalar Windows, Windows 98
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos11 Diciembre 2018