Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Opciones del asistente para redes de Windows XP.

JOSITO - 01/08/2007 - DERECHOS AUTOR
OPCIONES QUE NOS OFRECE EL ASISTENTE PARA REDES DOMESTICAS Y DE PEQUEÑA OFICINA DE WINDOWS XP.

El Asistente para redes domésticas y para pequeñas oficinas de Windows XP nos ofrece una serie de opciones a la hora de crear nuestra red doméstica o de pequeña oficina. En este tutorial vamos a ver cuales son estas opciones, sin entrar en explicaciones sobre como crear dichas redes, tan solo indicando que opción debemos utilizar en cada caso.

En nuestra sección de Tutoriales tienen a su disposición una amplia gama de tutoriales sobre configuraciones de red, entre los que puede encontrar el más se adapte a sus necesidades particulares.

Pero veamos en primer lugar como se accede a este asistente:

En Panel de control tenemos un icono de Conexiones de red.



Si hacemos click en este icono se nos muestra la siguiente ventana, que es la correspondiente a la configuración de nuestra red.



En el lateral izquierdo de esta nueva ventana tenemos el asistente para configurar una nueva red, bajo el título de Configurar una red doméstica o para pequeña oficina.

Bien, si hacemos click en este enlace nos vamos a la siguiente ventana, que ya es de creación de la red, y en la que debemos seleccionar un método de conexión.



Como podemos ver en la imagen, en esta ventana se nos ofrecen tres opciones:

- Este equipo se conecta directamente a Internet. Los otros equipos de mi red se conectan a Internet a través de este equipo.

Esta opción es la que debemos elegir en el caso de que queramos compartir una conexión monopuesto a Internet y sea este el ordenador al que está conectada dicha conexión.

- Este equipo se conecta a Internet a través de una puerta de enlace residencial o de otro equipo de mi red.

Esta opción es la que debemos elegir en el caso de que queramos compartir una conexión monopuesto a Internet y dicha conexión esté conectada a otro ordenador de la red.

- Otros.

Para los demás casos debemos elegir esta opción.

Al elegir esta opción de Otros pasamos a la siguiente ventana, en la que se nos vuelven a ofrecer otras tres opciones:



Estas opciones son:

- Este equipo se conecta a Internet directamente o a través de un concentrador. Los demás equipos de mi red también se conectan directamente o a través de un concentrador.



Este tipo de conexión es la más habitual cuando tenemos varios ordenadores que queremos conectar a Internet y disponemos para esta conexión de un router. También es la aplicable en el caso de que la conexión a Internet se realice mediante módem multipuesto y un concentrador tipo router pasivo o switch.

- Este equipo se conecta directamente a Internet. Aún no existe una red doméstica.



Esta opción no se suele utilizar, ya que por un lado la conexión a Internet mediante router la reconoce directamente el ordenador, por otro lado una conexión mediante cable suele traer su propio instalador, ya que aunque la conexión sea por cable, a nuestro ordenador llega a través de un módem o de un router, y por último, la conexión a través de módem se configura mediante el programa de instalación que este trae, ya que no solo hay que establecer la red con Internet, sino que también hay que cargar los controladores del módem.
Por lo demás, el proceso, comportamiento y resultados es prácticamente el mismo que el el caso anterior. Establece la conexión a Internet (que como ya hemos dicho no suele ser preciso establecer por este sistema) y crea los datos generales de la conexión de red (nombre de la red y de nuestro equipo).

- Este equipo pertenece a una red que no tiene una conexión a Internet.



Esta opción es la que debemos utilizar para crear una red doméstica sin acceso a Internet.

Bien, cada tipo de conexión tiene sus particularidades, aunque todas son fáciles de hacer (de la parte complicada se encarga Windows). Lo único que debemos tener presente es la elección del tipo de conexión que necesitamos, y en el caso de la opción en la que se comparte Internet de un ordenador a los otros, configurar primero el ordenador conectado a Internet.

Una vez hecho este paso, no debemos olvidar que la red no está terminada hasta que no compartimos las unidades que deseamos que estén accesibles a la red.

Al utilizar estas opciones debemos tener bien claro de lo que se trata. NO es un gestor de grandes redes ni un asistente para ese tipo de redes. Se trata tan solo de lo que enuncia. Un asistente para redes domésticas y de pequeñas oficinas.

Para redes mayores o de tipo más profesional, mi consejo es recurrir a personal especializado en ello, o cuando menos a una persona con amplios conocimientos sobre instalación y configuración de redes.
Tags: Configuracion Windows, Redes Domesticas
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos12 Diciembre 2018