Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Software no original: Problemas que podemos tener.

JOSITO - 06/07/2007 - DERECHOS AUTOR
PROBLEMAS Y PELIGROS DE INSTALAR SOFTWARE NO ORIGINAL.

La instalación de software no original en nuestro equipo puede causarnos una serie de problemas en el mismo.

Vamos a dejar aparte las implicaciones legales que pudiera haber para centrarnos en otros problemas que puede causarnos en nuestro ordenador su instalación.

En principio habría que distinguir en este punto lo que es una instalación no legal de lo que es simple y llanamente instalar un software pirata.

Una instalación no legal serie aquella en la que, si bien somos propietarios del programa (es decir, tenemos el software original con su correspondiente número de serie y licenciado a nuestro nombre), excedemos el número de licencias que tenemos del mismo.

En este apartado entra la instalación de cualquier sistema operativo (con la excepción de Linux, que es de libre distribución) en más de un ordenador. En el caso concreto de Windows, los términos de licencia son muy claros a ese respecto: Una licencia por ordenador.
El utilizar una misma licencia en más de un ordenador tiene como primera consecuencia que tengamos problemas en la activación de este, ya que al intentar activarlo va a localizar que existe ya una activación para ese Serial Key. A partir de ese momento vamos a tener todas las limitaciones que conlleva el uso de software no legal.

Esto no solo es aplicable a Windows, sino a cualquier programa, ya que la política de una licencia = un ordenador es la norma general empleada por todos los fabricantes de software.

Pero si bien la instalación de software no legal nos puede acarrear algunos problemas, no es nada comparado con los problemas que nos puede acarrear la instalación de software pirata.

En primer lugar, no podemos saber la procedencia de ese software y su estado, ya que carecemos del soporte original del mismo. El primer riesgo lo estamos corriendo por el simple hecho de ''bajarnos'' ese software, que en muchas ocasiones (bastantes más de las que podemos pensar) puede haber sido manipulado para introducir en nuestro sistema algún tipo de malware.

Una de las principales ''fuentes de abastecimiento'' de este software son los programas P2P, y cada vez es mayor la incidencia en virus de las fuentes de dichos programas, como ya hemos comentado en otros tutoriales dedicados a la seguridad y al malware.

En segundo lugar, no vamos a poder proceder a su registro, y por lo tanto vamos a carecer del soporte técnico que la compra de un programa conlleva. En lo primero que esto nos va a repercutir va a ser en que no vamos a tener acceso a las actualizaciones que se produzcan de dicho software, pero además tampoco vamos a poder disponer del servicio de atención al cliente y soporte que el fabricante del mismo ofrezca.

Por poner un ejemplo, no hace mucho tuve un problema al instalar un conocido antivirus en un ordenar, que provocaba el bloqueo del mismo al intentar acceder a Internet. Pues bien, al tratarse de un software legal y registrado, tan solo tuve que ponerme en contacto con ellos y me enviaron un parche que solucionó inmediatamente este problema.

Este tipo de software suele dar muchos problemas, tanto en su instalación como en su manejo, problemas que en el caso de producirse con un software original (que también pueden producirse, pero en una medida muy inferior), siempre vamos a tener el respaldo de la empresa que lo ha diseñado y comercializado.

Y no digamos nada de cuando se trata de ''versiones'' de un determinado software o sistema operativo que ha sido modificado por terceros. En estos casos nuestra indefensión es total, ya que no podemos saber ni tan siquiera que partes del programa han sido modificadas, careciendo además de cualquier tipo de respaldo, así como de cualquier ente al que poder exigir responsabilidades en caso de daños o pérdida de información.

Muchos argumentan para la instalación de este tipo de software el alto precio del mismo.

Es cierto que en algunos casos el costo de un programa es alto, llegando a ser abusivo en más de uno, sobre todo porque no hay nada que justifique este precio (o diferencia de precio entre versiones), pero en otros casos se trata de software de carácter profesional, en el que si que está justificado el precio.

Por otro lado, también tenemos otro grupo de software que tiene un precio totalmente accesible, pero que a pesar de ello muchos siguen recurriendo al software ''pirata'' para su instalación.

Quizás el ejemplo más palpable de esto es el tema de los antivirus. Un buen antivirus está sobre los 40 - 50 euros al año (unos 14 céntimos diarios), cantidad por la que a cambio recibimos el soporte y respaldo de la empresa que lo ha diseñado y comercializa.

Otra consecuencia indirecta del uso de software ''pirata'' en nuestro ordenador es una disminución en el rendimiento del mismo.
Al decir indirecta me refiero a que, ya que no nos cuesta dinero, instalamos software en ordenadores totalmente inadecuados para su buen funcionamiento. Este mismo software muy probablemente no lo instalaríamos si lo tuviéramos que comprar, o al menos nos informaríamos mucho mejor de los posibles problemas que pudiera causarnos.

Pero si la utilización de software no legal puede tener consecuencias graves para un usuario doméstico, no digamos nada cuando se trata de una empresa.

Muchas empresas que sí que pueden permitirse el desembolso que supone la instalación de un software legal recurren al software ''pirata'' por ahorrarse un dinero (al fin y al cabo en inversión en herramientas de trabajo), cuando los problemas que puede ocasionarles este software pueden llegar a suponer un gasto muy superior al coste del programa.
Tags: Software, Instalar Software
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos12 Diciembre 2018