Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Averias típicas de un teclado.

JOSITO - 13/06/2007 - DERECHOS AUTOR
AVERIAS QUE SUELE TENER UN TECLADO.



El teclado no es precisamente uno de los componentes del ordenador que sufran más averías, a pesar de que si que es uno de los más expuestos.

Vamos a dar un repaso a las averías que puede tener, así como algunos de los fallos que, sin ser realmente averías, si que nos pueden dejar este inutilizado.

Hay tres tipos de teclado, basándose en el tipo de conexión que tengan:

Teclados PS/2:


Teclado PS/2. Vease el conector en color violeta.

Es el tipo más común de teclado, y como su nombre indica va conectado al puerto PS/2 específico para el teclado. Este puerto es el que se encuentra más cerca del exterior de la placa base, normalmente señalado en color violeta.

Las averías que suele tener son pocas, casi todas causadas por el mal uso.

La más frecuente es que al ponerlo lo forcemos y se tuerza una de las patillas del conector PS/2, con lo que evidentemente queda inutilizado.
Ante esta avería podemos intentar enderezar la patilla que se ha torcido y conectarlo de nuevo correctamente.

También se puede dar el caso de que al forzarlo rompamos el conector PS/2 de la placa base, aunque esto es ya más raro.
La solución suele ser algo más difícil, ya que en ese caso es preciso desoldar y volver a soldar dicho conector, y esta es una labor bastante delicada.


Vista de los conectores PS/2. El violeta es el del teclado y el verde el del ratón. A su derecha podemos ver los conectores USB.

Una tercera posibilidad es que se rompa la controladora PS/2 de la placa base.
Esta avería si que no tiene solución.

Ante estas tres averías tenemos la opción de sustituir el teclado por un teclado conectado a USB.

Teclados USB:


Teclado USB. En este caso se trata de un teclado reducido (88 teclas), que es el tipo que suelen usar los portátiles.

Este tipo de teclados no suele dar muchos problemas, salvo los inherentes a averías de los puertos USB (que ya hemos tratado en el tutorial sobre las Averias de los puertos USB.

El mayor problema que plantean es que hay muchas placas que no habilitan el teclado USB en el POST, por lo que no lo podemos utilizar hasta que no estamos dentro de Windows. No obstante son muchas las placas que si que pueden habilitar el teclado USB directamente en el arranque, normalmente mediante una opción en el SETUP (que suele ser una opción con un texto parecido a Enable USB Keyboard).

Teclados inalámbricos:


Teclado inalambrico. Lo más normal es que se vendan como Desktop, es decir, conjunto de teclado y ratón. A la derecha de la imagen podemos ver el receptor.

Se trata de un tipo de teclado que, como su nombre indica, no está conectado al PC mediante un cable, sino que trabajan normalmente por radiofrecuencia.

Dependen de un receptor que si que va conectado al PC mediante cable, y que puede estar conectado bien a PS/2 o bien a USB, por lo que es susceptible de tener las mismas averías de un teclado conectado por cable al PC, a las que hay que añadirle unas cuantas.

La primera y principal (aunque en realidad no es una avería) es que se nos quede sin pilas. Este tipo de teclado no es precisamente económico en su mantenimiento y las pilas no les duran demasiado, a lo que hay que añadir que tienen la fea costumbre de no avisar de que se están quedando sin pilas, dejando en la mayoría de los casos de funcionar repentinamente.
La solución es bien fácil. Se sustituyen las pilas y listo, aunque nos solemos en tal caso encontrar con el segundo problema más frecuente que suelen dar.

Y este segundo problema es la desincronización o perdida de frecuencia con el receptor.
Como ya hemos dicho, normalmente este tipo de teclados trabajan por radiofrecuencia, a través de un receptor. Pues bien, para que se puedan comunicar ambos deben estar sintonizados en la misma frecuencia.
Suelen trabajar con un número de frecuencias fijas y limitadas, por lo que que sistema de sincronizarlos suele ser bastante fácil:
Tanto el receptor como el teclado llevan un botoncito para cambiar la frecuencia. Se trata de pulsar el botoncito del receptor y a continuación pulsar el del teclado hasta que hacemos coincidir las frecuencias.

Aquí si que nos podemos encontrar con una verdadera avería, y esta es que se haya estropeado o bien el receptor o bien el emisor del teclado, en cuyo caso no suele haber reparación, y mucho menos a un costo que justifique el realizarla.

En esta categoría de teclados inalámbricos podemos encuadrar también a los nuevos teclados bluetooth.
Estos teclados utilizan este medio de comunicación con el PC, y tienen las mismas ventajas que los teclados via radiofrecuencia, más la de poderlo utilizar en cualquier dispositivo que use una conexión bluetooth (y que tengas drivers para el teclado), como pueden ser PDA, algunos teléfonos móviles, Tablet PC..., pero también todos sus inconvenientes, a los que hay que añadirles que en este caso si que solo funcionan una vez que se ha cargado el SO, y este a su vez ha cargado los controladores del bluetooth.

Bien, hasta el momento hemos visto los diferentes tipos de teclados en orden a su tipo de conexión al PC y los problemas que pueden dar. Ahora vamos a ver los problemas genéricos que pueden darse en cualquier tipo de teclado, sin que tengan relación con el tipo de conexión que utilicen.

Problemas de software:

El teclado es un elemento que no necesita controlador, ya que es soportado por los controladores de dispositivos del sistema operativo.
Si bien es cierto que muchos teclados multimedia llevan un CD o un disquete con drivers, estos son para activar algunas de las funciones multimedia (y no todas, ya que muchas de ellas las soporta Windows directamente) y configurar su uso, NO para el teclado en sí.
No es normal que este controlador se estropee, pero tampoco es imposible. En este caso nos va a avisar el propio sistema operativo, y la solución es recuperar este driver de la instalación del sistema. Normalmente se recupera eliminándolo y dejando que el sistema vuelva a detectar el teclado.

Un problema más habitual es que se desconfigure. La solución de este problema pasa por volver a configurarlo, volviendo a cargar el idioma y configuración de teclado que utilicemos. Esto lo podemos hacer desde el Panel de control y dentro de este desde Configuración regional.
También en Panel de control, pero en el apartado Teclado podemos configurar algunas opciones, como el tipo de teclado que usamos, retraso de la repetición, velocidad de repetición y velocidad de intermitencia del cursor.


Ventanas de configuración del teclado.

Problemas de hardware:

Bien, los problemas de hardware que presenta un teclado están motivados en la inmensa mayoría de las ocasiones por dos motivos:
- La suciedad, que se va acumulando en el mismo hasta que termina por hacer que deje de funcionar correctamente y que se soluciona limpiándolo, preferiblemente con aire a presión.
- El mal uso del teclado, debido a golpes y ''aporreamientos''. Aunque los teclados suelen ser bastante resistentes, no son irrompibles, por lo que al final terminan cediendo. En este caso poco arreglo hay, salvo comprar un teclado nuevo.
- Avería en la placa del teclado, que normalmente se manifiesta por el mal funcionamiento de algunas teclas. El arreglo es el mismo que en el supuesto anterior, es decir, cambiar de teclado.

Ah, se me olvidaba. Hay tres cosas sobre todo que no les sientan nada bien a los teclados (y que es la causa de muchas averías:
A saber, la Coca Cola y similares, el café y la cerveza.

En los teclados si que hay mucha diferencia en calidades (y precios), y por supuesto no es lo mismo un teclado de marca (aquí hay que hacer especial mención a la marca Cherry, que aunque poco conocida para muchos es el mayor fabricante de teclados y uno de los de mayor calidad) y de un cierto precio que un teclado de estos de tipo económico (que hay teclados desde poco más de 2.50 euros).

Entre las marcas más reconocidas de los teclados podemos citar a la ya mencionada Cherry, Logitech, NGS, Labtec, Genius y Benq, entre otros, a los que hay que añadirle los teclados de algunas casas de ordenadores, que suelen ser de una gran calidad, aunque a veces difíciles de conseguir, como es el caso de HP, Acer, Packard Bell, Dell o la propia Microsoft.

En cuanto a calidad, la palma se la siguen llevando los teclados mecánicos, aunque tienen el inconveniente de no ser precisamente silenciosos. Los teclados de membrana tienen una calidad cada vez mejor, son mucho más silenciosos y también bastante más baratos.
Eso si, un buen teclado mecánico o híbrido (mecánico/membrana) suele rondar los 50 euros (y eso sin ser multimedia ni nada parecido).

Antes de terminar me gustaría aclarar una cosa. En muchos de los supuestos de avería, al decir que la solución es cambiarlo por uno nuevo, es por el motivo de que no hay en el mercado repuestos para los teclados y además, salvo que seamos ''manitas'' y nos atrevamos a intentar repararlos nosotros, el costo de la reparación va a ser en cualquier caso muy superior al costo de un teclado nuevo.
Tags: Reparar, Teclados
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos12 Diciembre 2018