Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Refrigeración del ordenador.

JOSITO - 14/05/2007 - DERECHOS AUTOR
REFRIGERACION DEL ORDENADOR: SU IMPORTANCIA Y TIPOS.

Un tema de suma importancia para el buen funcionamiento y conservación de nuestro ordenador es la refrigeración.

Todas las máquinas, ya sean mecánicas o electrónicas, tienen unos márgenes de temperatura para su utilización. Fuera de estos márgenes baja el rendimiento.

En el caso de los ordenadores esto es especialmente cierto cuando se sobrepasan estos márgenes hacia arriba, por lo que tenemos que poner los medios necesarios para que esto no ocurra. Hay que tener muy en cuenta que en los ordenadores no solo vamos a tener problemas de rendimiento, si no que además puede ser causa de averías de gran importancia, pudiendo llegar incluso a la inutilización de componentes o a la rotura del procesador y de la placa base.

Hay que considerar que el microprocesador no es la única fuente de calor dentro de nuestro PC, ni tan siquiera la que más temperatura produce. Prácticamente todos los elementos (chipset, memorias, disco duro, unidades ópticas y por supuesto la fuente de alimentación) son fuentes de calor, siendo el calor producido directamente proporcional al rendimiento de estos elementos (a mayor rendimiento, mayor temperatura).

Pues bien, disponemos de una importante cantidad de elementos para disipar esta temperatura. Los llamados disipadores.

Los disipadores pueden ser de dos tipos, que vamos a ver a continuación:

DISIPADORES PASIVOS:

Es el tipo más utilizado, aunque no sea el más eficaz. Generalmente consiste en un disipador de aluminio (y en muy raras ocasiones de cobre) en el que mediante la utilización de láminas se consigue una gran superficie.

Es más que suficiente para muchos de los elementos.

La placa base suele llevar este tipo de disipadores en bastantes elementos (chipset, componentes eléctricos, etc).


Placa base con el chipset refrigerado por disipador pasivo.

También se utilizan para las tarjetas gráficas de bajo rendimiento.


Gráfica Radeon 9250 con disipador pasivo.

En los procesadores, al generar estos una gran cantidad de calor, se utilizaron solo hasta la salida de los Pentium.

Hay en el mercado disipadores pasivos para elementos tales como los módulos de memoria.


Dos tipos diferentes de disipadores para memorias.

DISIPADORES ACTIVOS:

Normalmente consisten en un disipador (de aluminio, de cobre o una mezcla de ambos) al que se le añade un ventilador.

Son los más utilizados para los procesadores y para las tarjetas gráficas.


Gráficas de alto rendimiento con refrigeración activa. Vease el caso de la Radeon, en la que la refrigeración ocupa dos ranuras de expansión.

También se usan bastante para la refrigeración de los chipset (especialmente del Northbridge).


Placa base GIGABYTE con refrigeración activa del chipset.

Aunque con los disipadores que vienen incluidos en los pack de los procesadores suele ser suficiente para un uso normal de estos, cuando se les da un uso muy exhaustivo o se practica el Overclocking es necesario aumentar el poder de refrigeración de estos.


Disipador de CPU INTEL para slot 775.

Hay en el mercado una muy extensa gama de disipadores diseñados para equipos de alto rendimiento. En muchos casos mezclan los tres sistemas, ya que añaden a un gran disipador un ventilador y un pequeño circuito cerrado de líquido (heatpipes).


Dos disipadores activos para CPU. A la izquierda con láminas de cobre. A la derecha uno mixto (Pipeline) con circulación de aceite.


Disipador para alto rendimiento.

También se utilizan para refrigerar los discos duros.


Disipador para discos duros de la marca Revoltec.

Por su característica principal (llevan incorporado uno o varios ventiladores) no son utilizables para elementos de pequeño tamaño, como puede ser el caso de los módulos de memoria.

Este tipo de disipadores necesita un buen mantenimiento, ya que en muchas ocasiones llevan ventiladores de muy pequeño tamaño girando a unas velocidades muy altas (en el caso de algunos chipset, por encima de las 5.000 rpm.) y que son muy propensos a estropearse, sobre todo debido a la suciedad.

Cada vez está más extendido el uso de los disipadores líquidos.

Es un tipo de disipador de alto rendimiento en el que el componente refrigerante principal es un líquido. Este liquido puede ser o bien un circuito con liquido refrigerante o bien aceite, siendo este el más utilizado por ser menos aparatoso que el de liquido refrigerante, que necesita bastante más instalación y espacio, ya que suelen constar del disipador propiamente dicho, al que hay que añadir el depósito del liquido, la bonba de circulación de este y el radiador de refrigeración..

Los hay tanto activos como pasivos y de muy diferentes tamaños (incluso los hay externos, es decir, que el elemento refrigerante se instala fuera de la caja o gabinete).


Disipador por refrigeración líquida de aceite de la casa Thermaltake, en este caso sin ventilador.


Impresionante sistema de refrigeración por circuito de líquido refrigerante y radiador externo.


Cada vez es mas habitual que las placas base de alto rendimiento recurran a este tipo de disipadores para los chipset.


Placa base ASUS M2N con chipset por refrigeración lídida de aceite

Se emplean sobre todo para el procesador, pero también los hay para las tarjetas gráficas.


Tarjetas gráficas refrigeradas por líquido (aceite). A la izquierda una Radeon X1600 y a la derecha una Nvidia de ASUS.

FUENTE DE ALIMENTACION Y CAJA (GABINETE):

Una parte muy importante que atañe a la refrigeración es la fuente de alimentación. La fuente de alimentación es un gran generador de temperatura, no solo por las temperaturas que alcanza sino por el tamaño que tienen. Es fundamental para un buen funcionamiento del ordenador que esté perfectamente refrigerada, ya que además cada vez son más potentes y por lo tanto general más calor.

También es muy importante la refrigeración de la caja en sí, ya que de poco nos va a servir un buen sistema de disipadores si después no evacuamos el calor generado del interior de la caja.

Para ello disponemos de una muy amplia gama de ventiladores. Los hay di diferentes tamaños (8, 9 y 12 cms.), con velocidad variable, con luz, etc.


Ventiladores para cajas de 8 cm.

Normalmente se colocan en la parte trasera de la caja para extraer el aire caliente, aunque también podemos poner uno en la parte delantera para que fuerce la entrada de aire fresco del exterior..

También son de gran utilidad las toberas de salida, que encauzan el aire caliente proveniente del disipador del procesador directamente hacia el exterior de la caja.

No debemos olvidar la importancia que tiene el colocar la caja en un sitio que esté bien refrigerado de por si, evitando soluciones que si bien son buenas bajo el punto de vista estético son nefastas en cuanto a la refrigeración, como puede ser meter la caja en un hueco diseñado para ello o bien ocultarla dentro de un armarito sin la suficiente refrigeración.

También es de suma importancia el mantenimiento de estos elementos. Podemos ver la forma de hacerlo en el tutorial sobre Mantenimiento y limpieza del ordenador.
Tags: Ordenador, Rendimiento
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos19 Diciembre 2018