Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Recuperación de datos.

JOSITO - 17/04/2007 - DERECHOS AUTOR
RECUPERAR DATOS EN DISCO DURO.

Una de las cosas que más tememos es la pérdida de datos. Esta pérdida se puede originar por varios motivos. Vamos a ver cuales son estos posibles motivos y la solución que podemos darles.

Archivos borrados.

Para recuperar archivos borrados, Windows nos da una herramienta fácil de usar y bastante cómoda. Se trata de la Papelera de reciclaje.

La Papelera de reciclaje es un elemento configurable, pudiendo elegir el tamaño reservado para la papelera.
Cuando borramos un archivo, Windows nos da la opción de pasarlo a la Papelera de reciclaje. Para recuperar un archivo tan sólo hay que abrir la papelera, marcar el archivo que deseamos recuperar y dar a la opción restaurar. La Papelera de reciclaje sólo está disponible para los discos duros.

Archivos eliminados.

La cosa se complica cuando los archivos se han eliminado.
En MS-DOS existía el comando Undelete, que recuperaba archivos eliminados. Windows sustituyó este comando por la Papelera de reciclaje, pero como ya hemos dicho tenemos dos cuestiones que diferencian ambas herramientas. Por un lado la Papelera de reciclaje NO elimina el fichero, solo lo mueve a otra carpeta, y por otro lado tiene un tope de capacidad, que si bien es configurable y puede llegar al 100% del espacio disponible, es a costa de reservar ese espacio.

Una vez que vaciamos la Papelera de reciclaje (o eliminamos un archivo sin pasar por esta), la recuperación de estos archivos pasa por utilizar un programa de terceros (evidentemente de pago). Los más recomendados son Stella Phoenix y PC Inspector File Recovery.

Estos programas nos permiten recuperar desde archivos sueltos a carpetas enteras, pero estas recuperaciones tienen una limitación.

Para entender bien esto, debemos tener en cuenta el funcionamiento de las unidades.
Las unidades (discos duros, CD, DVD, disquetes...) se dividen en sectores y estos a su vez en clúster. Cuando grabamos un fichero, este se divide en clúster y estos se van grabando en el disco. Para grabarse, busca clúster que estén libres y crea una tabla de registro con la ubicación de estos clúster. Cuando eliminamos un fichero, no liberamos estos clúster, simplemente se marcan en la tabla de registro como disponibles, pero no se usan a no ser que sea necesario por disponibilidad de espacio en el disco. Incluso cuando formateamos, esta información queda disponible.

Pues bien, para recuperar un archivo es indispensable que esta información esté intacta, así como la totalidad de los clúster que componen el archivo. Si alguno de los clúster se ha sobreescrito (o si hemos desfragmentado el disco), los clúster se reasignan a otro archivo, quedando inaccesible la información que anteriormente contenían.

Archivos perdidos por virus.

En este caso, lo primero que tenemos que hacer es limpiar el disco de virus. A continuación ejecutamos un programa de recuperación de datos y volvemos a pasarle el antivirus a los archivos recuperados (esto último es fundamental).
Hay que aclarar que si el virus ha corrompido el archivo, este difícilmente se podrá recuperar.

Archivos perdidos por corrupción del sistema operativo o pérdida del sector de arranque.

En estos casos, lo mejor es conectar el disco duro como 2º disco duro y acceder a los datos arrancando desde otro disco.

Pérdida de datos por perdida de partición.

En este caso debemos proceder a crear de nuevo la partición (con el mismo tamaño y en el mismo sistema de archivos que la perdida) y a continuación ejecutar un programa de recuperación de archivos, teniendo buen cuidado de no escribir nada en esta partición hasta que hayamos recuperados los datos

Pérdida de datos por avería física del disco duro.

En este apartado entran todas las averías causadas por sobretensión eléctrica, caída, golpe, desgaste y toda aquella que impida el reconocimiento y/o funcionamiento del disco.

Este es el peor de los casos que se nos puede presentar, no por la recuperación de los datos en sí, sino por el coste de esta operación. En la mayoría de las ocasiones es posible recuperar la totalidad de los datos, pero esta operación la tiene que hacer una empresa especializada, y suele ser bastante caro (del orden de 900 euros como mínimo). El motivo de este alto costo es que la operación consiste en desarmar el disco duro, extraerle los discos magnéticos y montarlos en otro disco de la misma marca y modelo. Esto, que ya de por sí es difícil de hacer, se complica más si tenemos en cuenta que debe hacerse en un recinto totalmente libre de polvo, ya que la más mínima partícula de polvo o incluso de humo y humedad, es suficiente para dañar la superficie de los discos magnéticos y hacer imposible la recuperación de ningún dato.
Dado que el costo de estas instalaciones es altísimo, los trabajos que se realizan en ellas también lo son.

En el caso de pérdida de datos por incendio, las posibilidades de recuperación de datos son muy escasas, ya que con las altas temperaturas los discos magnéticos suelen quedar inservibles.

En el caso de avería del disco duro por inundación es preciso recurrir a personal técnico especializado, aunque si SOLO se trata de agua (libre de barro y suciedad), en muchos casos al eliminar tanto el agua como la humedad el disco puede volver a funcionar. Incluso si el disco duro está empapado, es conveniente quitarlo y lavarlo inmediatamente con alcohol de baja graduación, para eliminar cualquier resto de barro y para facilitar la eliminación de la humedad. Por supuesto antes de nada nos tenemos que asegurar que se ha eliminado cualquier resto de agua y de humedad.

Pérdida de datos por exposición del disco duro a un fuerte campo magnético.

En este caso la recuperación de los datos es totalmente inviable, ya que un fuerte campo magnético deja los discos totalmente limpios de contenido, y en la mayoría de las casos totalmente inservible.

A esto hay que añadir una serie de puntos:

- El mejor sistema para la recuperación de datos es una buena política de copias de seguridad.
- No se puede garantizar la recuperación de toda la información ni de todos los archivos eliminados.
- Los archivos cifrados no se suelen recuperar.
- Las posibilidades de recuperar un archivo se debilitan con el uso del disco, ya que aumentamos las posibilidades de que los clúster que este ocupa sean reasignados a otro archivo.
- Para un correcto funcionamiento de los programas de recuperación, la unidad de destino de los archivos recuperados debe ser diferente a la unidad de origen (si queremos recuperar unos archivos de la unidad C, debemos recuperarlos en la unidad X, pero NO en la unidad C).
- En general la mayor tasa de recuperación la vamos a obtener siempre recurriendo a personal especializado.



Tags: Archivos, Recuperar Datos
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos18 Diciembre 2018