Preguntar | Conectar | Registrarse | Recordar contraseña | Colaborar |
Usuarios registrados: 516.372 | Top visitas día: 416.892
Portada Foro Ayuda Tutoriales Programas Blog Tecnología Drivers Videos
Windows | Android | iOS | Comunidad | Hazte Fan | Síguenos Buscador

Ver ConfigurarEquipos TV

--Tutoriales >> Instalar Windows 7 y Windows Vista en discos duros diferentes

Instalar Windows 7 y Windows Vista en discos duros diferentes

ALMALASI - 28/01/2009 - DERECHOS AUTOR



COMO INSTALAR WINDOWS 7 Y WINDOWS VISTA EN DOS DISCOS INDEPENDIENTES



En el tutorial Instalar Windows 7 y Windows Vista en un mismo disco duro hemos visto como podemos instalar Windows 7 y Windows Vista en dos particiones diferentes. Este método es aplicable tanto a particiones en un mismo disco como en discos diferentes.

Pero hay otra forma de hacerlo, y es instalar ambos sistemas operativos (o los que queramos, que para este caso es lo mismo) en dos discos duros totalmente independientes.
Este sistema tiene dos inconvenientes, pero muchas ventajas.

Antes de continuar, vamos a ver un punto que es de interés para el caso que nos ocupa.

Windows, a efectos de unidades, trabaja con unidades lógicas, es decir, independientemente de la unidad física en la que se encuentre la unidad lógica, Windows le asigna una letra de unidad y a partir de ese momento es indiferente que una partición o unidad se encuentre en un disco o en otro.

Esto, a efectos de instalación de más de un sistema operativo, implica que los sistemas operativos instalados comparten el archivo de inicio (el boot.ini), que se actualiza al instalar un nuevo SO. Esto precisamente es lo que hace que no sea posible instalar un sistema operativo más antiguo sobre uno más moderno, salvo que ambos utilicen el mismo boot.ini, como es el caso de instalar Windows XP teniendo ya instalado Windows Vista. Evidentemente se pueden utilizar gestores de arranque de terceros, pero estos tutoriales no van de eso, van de instalar versiones de Windows sin recurrir a software de terceros.

En cambio, la placa base (la BIOS) trabaja a nivel de unidades físicas, es decir, a nivel de discos físicos, sin considerar que luego estos contengan X particiones. Esto nos permite instalar en discos independientes tantos sistemas operativos como queramos, y en el orden que queramos, es decir, que no hay ninguna limitación en cuanto al orden de instalación.

Pero en este caso NO se comparte ningún archivo de inicio, ya que cada disco duro (o sistema operativo) tiene el suyo propio.

Veamos a continuación las ventajas e inconvenientes de esta forma de instalación de varios sistemas operativos:

Ventajas:

Pues casi todo son ventajas.

1º.- Podemos instalar los diferentes sistemas operativos en el orden que queramos.

2º.- Los sistemas operativos siempre se instalan en la partición C. Esto para algunos programas es interesante, e incluso en algunos (pocos, pero los hay) imprescindible.

3º.- Cada sistema operativo renombra el resto de particiones (o discos) con su propia letra de unidad lógica, siendo totalmente accesibles, siempre y cuando haya una compatibilidad en este sentido entre el sistema de archivos de la unidad con la que hemos arrancado y los demás, es decir, que si tenemos, por poner un ejemplo, un disco con Windows 98 instalado en FAT32 y otro con Windows XP instalado en NTFS, cuando iniciemos con el disco de Windows XP (NTFS) vamos a poder acceder sin problemas al disco de Windows 98 (FAT32), pero cuando arranquemos desde el disco de Windows 98 (FAT32) no vamos a poder acceder al disco de Windows XP (NTFS).

4º.- En el caso de estropearse un disco, vamos a seguir pudiendo acceder a los demás (iniciar desde ellos) sin ningún problema. Incluso en el caso de que lo que se estropee sea el sistema operativo o el arranque de ese disco, la información va a estar accesible para los demás.

5º.- Las posibilidades que este sistema nos ofrece son amplísimas, ya que podemos incluso mezclar ambos tipos de instalación o inicio, siempre y cuando tengamos la precaución de tener conectados a la hora de instalar los sistemas operativos tan solo los discos que queramos que nos aparezcan en el menú de arranque de Windows (Boot.ini) correspondiente.
Es decir, imaginemos que en un disco A tenemos instalado Windows XP y en otro disco B tenemos instalado Windows Vista en una partición y Windows 7 en otra. Pues bien, desde el Boot Menu de la BIOS decidiremos desde qué disco iniciar, si desde el disco A y trabajar con Windows XP o desde el disco B, en cuyo caso nos aparecerá el Menú de arranque de Windows (Boot.ini), desde el que decidiremos si iniciamos desde Windows 7 o desde Windows Vista.

6º.- Si queremos, podemos guardar nuestros archivos en una tercera partición (o en un tercer disco), de forma que sean accesibles desde cualquier sistema operativo del que iniciemos. De todas formas, al estar accesibles todas las unidades no vamos a tener problemas en ese sentido, salvo con los archivos que guardemos dentro de Usuarios (Documents and Setting en Windows XP), que solo van a estar accesibles para el usuario que tenga permisos para trabajar con ellos, pero esto es igual se instalen como se instalen ambos sistemas operativos.

7.- Este sistema, evidentemente, sale más caro que trabajar con discos virtuales (aunque el software de discos virtuales tampoco es barato precisamente), pero salvo la inversión en discos duros tiene una importante serie de ventajas, como por ejemplo un mejor aprovechamiento de la memoria RAM y carecer de las limitaciones que los discos virtuales tienen.

Inconvenientes:

Los inconvenientes son tan solo dos:

1º.- Necesitamos obligatoriamente dos discos duros, o más bien, un disco duro por cada sistema operativo que vayamos a instalar, ya que no hay límites en cuanto al número de sistemas instalados, salvo el que nos imponga la capacidad de la placa base.

2º.- Al no haber un gestor de arranque común, tenemos que decidir con qué disco (o sistema operativo) vamos a iniciar desde la BIOS. Esto, en una placa base moderna, no es mayor problema, ya que todas traen un Menú de arranque, o Boot Menu, al que se accede pulsando en el momento del arranque del ordenador una tecla de función, normalmente F8 y, en algunas BIOS, F11 o F12. Además de esto, en el apartado Boot de la BIOS decidiremos cual es el orden de los discos a la hora de arrancar, determinando como 1er disco el que contenga el sistema operativo con el que iniciaremos por defecto. El orden de los discos duros se establece dentro del menú Boot en el submenú Hard Disk Drives.

Método de instalación de los diferentes sistemas operativos:

Bueno, este es un pequeño inconveniente, y más que pequeño inconveniente, un poco de trabajo extra, aunque solo se va a producir en el momento de la instalación del sistema operativo, por lo que es en realidad un inconveniente menor.

En este caso hay que instalar los diferentes sistemas operativos con tan solo el disco en el que vamos a hacer la instalación conectado, debiendo tener el resto de discos duros desconectados. Esto es aplicable también en el caso de que haya que reinstalar o reparar uno de los sistemas.
Una vez instalado el sistema operativo correspondiente, ya podemos conectar los demás discos y elegir con cual vamos a arrancar desde el Boot Menu de la BIOS, como ya he indicado.

En cuanto al sistema de instalación de los diferentes sistemas operativos, se trata de instalaciones limpias desde cero, por lo que les remito a los tutoriales siguientes:

Como instalar Windows XP desde cero

Como Instalar Windows Vista desde cero

Instalar Windows 7

CONCLUSION:

Se trata de un método muy interesante para tener varios sistemas operativos totalmente independientes dentro de un mismo ordenador. Este método, en principio, dada la necesidad de un disco duro para cada sistema operativo, está limitado a ordenadores de escritorio, aunque son ya varios los modelos de ordenadores portátiles que admiten dos discos duros.

Las ventajas son muchas, a cambio de unos inconvenientes muy relativos (lo más engorroso es el tema de la instalación, pero tampoco se está instalando un sistema operativo cada dos por tres).

Incluso para la eliminación de uno de los sistemas es mucho más fácil que con cualquier otro método, ya que tan solo hay que pasar nuestros archivos a otro disco y formatear el que tenga el sistema que queremos eliminar, sin necesidad de modificaciones de archivos de inicio ni nada parecido.

Además, ante cualquier tipo de problemas en los discos (salvo, claro está, que el problema esté en la placa base), nos garantiza que vamos a poder arrancar con un sistema operativo o con otro. Hay que recordar a este respecto que si en una instalación dual en diferentes particiones se va la que contiene el Boot.ini perdemos el acceso a todos los sistemas operativos instalados.

Es este un método de instalación ideal cuando de versiones Beta se trata, ya que la independencia de éstas es total con respecto al resto del sistema.





Tags: Windows Vista, Windows 7




Opiniones de nuestros lectores:OPINIONES: 0



Tutoriales de | Ver más Tutoriales | Tutoriales Windows Vista


Ver también:
Instalar windows 7 y windows vista en discos duros diferentes Instalar windows 7 y windows vista en discos duros diferentes »





Conectar y manejar teléfono Android con el PC
Ajustes en teléfono Android
Comenzar a usar el teléfono Android
Instalar Emulador Android en Ubuntu
Instalar Emulador Android en Windows




Cosas a tener en cuenta antes de instalar Windows 7
Toda la información sobre Windows 7
Juegos compatibles con Windows 7
Instalar Windows 7 y Windows Vista en un mismo disco duro
Eliminar Windows 7 en una instalación dual Windows Vista y Windows 7






Videos Juegos

Configurarequipos TVBajar Antivirus gratisCual es mi IPTest velocidadTrucosADSL
OverclockingForo ADSLDiccionarioWirelessMapa Segunda manoTiendas de informatica
Blog TecnologíaÚltimos VirusManualesSeguridadMapa ForoOrdenadores segunda mano

Aviso LegalPolitica de PrivacidadReferencias en PrensaColaborarContactar
PORTADA¿Qué es ConfigurarEquipos?Editores y ModeradoresLogoDirectorio




Buscar: en
ConfigurarEquipos.com® 2014 | 17-04-2014 06:00:22 Informática Windows | Mapa Web | Foro Ayuda