Utilizamos Cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información X
PortadaForo AyudaTutoriales
Tutoriales

Primeras impresiones de Windows 7 Beta

ALMALASI - 14/01/2009 - DERECHOS AUTOR
PRIMERA TOMA DE CONTACTO CON WINDOWS 7 BETA



Hemos visto en el tutorial Instalar Windows 7 como descargar e instalar esta nueva entrega de la zaga Windows.

En este tutorial voy a comentar mis primeras impresiones sobre Windows 7 BETA, y recalco lo de Beta porque de aquí a la versión definitiva pueden haber muchísimos cambios.

La versión que Microsoft ha publicado como Beta es la Windows 7 Ultimate, que es de suponer que, al igual que ocurre en Windows Vista, sea la más completa de distribución al público en general (la Enterprise es una versión solo para grandes empresas).

Antes de continuar, vamos a ver en qué equipo se ha instalado y los requisitos mínimos de hardware anunciados por Microsoft:

Ordenador utilizado

- Placa base.- Asus M2A-VM
- Procesador.- AMD X2 5200+ (2 x 2.7 GHz) a 64 bits
- Memoria RAM.- 1 x 2 GB Kingston DDR2 800
- Distco duro.- Seagate SATAII 80 GB
- Gráfica.- ATI Radeon X1250 integrada en placa base
- Sonido.- ALC883 CODEC integrado en placa base
- Red.- Adaptador Wifi USB SMC SMCWUSB-G (basado en Atheros)

Requisitos mínimos

En cuanto a los requisitos mínimos de hardware anunciados por la propia Microsoft para esta versión Beta, son los siguientes:

- Procesador: 1 GHz a 32 o 64 bits.
- Memoria RAM: 1 GB
- Disco duro: 16 GB de espacio en disco.
- Tarjeta de vídeo: Compatible con DirectX9 y 128 MB de memoria.


Pues bien, a pesar de todo lo leído, estos requisitos son incluso algo superiores a los mínimos de instalación de Windows Vista, y en cuanto a espacio disponible en disco, este es mayor que el indicado en los requisitos aconsejados para Windows Vista Ultimate.

Otra cosa con la que nos encontramos es con una partición sin asignar de 200 MB. Sin asignar, pero marcada como de sistema, por lo que hay que mantenerla.

Mucho se ha hablado de la rapidez de este nuevo Windows. Pues bien, en este mismo ordenador tengo otro disco con Windows Vista Home premium. Este Vista tiene ya instaladas algunas cosillas que se cargan en la memoria, como es el antivirus (Avast), los controladores del Panel de ATI o el Unlocker. Digo esto para ver a continuación una comparativa en cuanto a tiempos empleados, tanto en el arranque como en el apagado, por ambos sistemas.

Inicio de Windows:

- Hasta mostrarse el escritorio.

Windows Vista Home Premium - 24 seg.
Windows 7 Beta - 28 seg.

Hasta estar operativo (incluida conexión de red).

Windows Vista Home Premium - 43 seg.
Windows 7 Beta - 39 seg.

Hay que destacar que, en Windows 7, la carga de la red está disponible de forma inmediata, mientras que Windows Vista tarda un poco más.

Apagado del equipo:

Windows Vista Home Premium - 30 seg.
Windows 7 Beta - 21 seg.

Como se pueden ver por estos tiempos, En lo que es el inicio las diferencias son mínimas, apenas 4 seg. más en Windows Vista (para estar totalmente operativo). En el apagado sí que se nota una mayor diferencia (4 seg., que tampoco es que sea mucho, pero la hay).

Esto no es una crítica a Windows 7, y menos aun tratándose de una Beta, pero dada la insistencia en que la propia Microsoft ha hecho sobre este punto, estos datos no dejan de ser un poco decepcionantes, aun, repito, tratándose de una Beta. Era de esperar que se hubiera puesto un poco más de atención en este punto, aunque ello hubiese supuesto retrasar su salida unos días más.

En cuanto al espacio en disco, antes de instalar nada (tan solo los controladores del adaptador Wifi), Windows 7 Beta ocupa 9.6 GB, algo que Windows Vista en iguales condiciones.



Hay que señalar que en este caso, en Windows Vista hay instalados ya una serie de programas y una buena cantidad de imágenes guardadas, que en total superan los 2 GB, más las imágenes de archivos que Vista crea para su recuperación.

Una de las cosas que pueden sorprender es que Vindows 7 Beta crea una partición oculta y de sistema de 200 MB.



En el uso de memoria sí que se aprecia una buena mejora, aunque tampoco es que sea espectacular (apenas un 8% menos).

Estos datos, repito, no es que sean malos (de hecho, en Vista tampoco lo son), pero al menos en esta Beta no se aprecian las grandes mejoras en este aspecto que Microsoft anunciara a bombo y platillo.

Habrá que esperar a tener instalados algunos programas para revisar estos datos, y, sobre todo, habrá que esperar a la versión definitiva, que en principio se prevee para finales de este año o primeros del 2010.

Basándome en ellos deduzco que Windows 7 Beta se va a poder instalar sin problemas en aquellos equipos en los que Windows Vista funcione bien, pero en aquellos en los que Windows Vista no funcione correctamente tampoco lo va a hacer esta Beta, y desde luego, no con menos de 1GB de RAM (otra cosa es instalarlo y que simplemente funcione, que aunque no lo he probado, es muy posible que con 512 MB de RAM se pueda... pero esto también es posible con Windows Vista en las mismas condiciones).

Todos estos son temas que, para cumplir con las expectativas creadas por Microsoft, tienen que mejorar sensiblemente (y esperamos que así sea), sobre todo en lo relativo a los tiempos de inicio y apagado, porque en cuanto al tema de la ocupación en disco milagros no se pueden hacer.

TOMA DE CONTACTO

Pero dejemos de lado las cuestiones técnicas y vamos a ver qué impresión causa una vez que arrancamos por primera vez Windows 7 Beta, y lo primero que encontramos es que Windows, después de 4 generaciones, abandona la hasta cierto punto útil, pero nada bonita, barra de carga de inicio, y la sustituye por cuatro bolitas de colores que se unen cuando este proceso está listo para formar la banderola de Windows.

Esto no es que tenga la menor importancia, pero sí que es un anticipo de las novedades que nos depara, que realmente son muchas.



Y nada más iniciar ya vemos algunas de esas novedades. Nos encontramos con una barra de tareas más ancha (el doble exactamente) que la anterior, en la que se ha abandonado el color negro utilizado en Windows Vista para hacerla bastante más amigable. El tamaño de esta barra se puede configurar al tamaño normal al que estamos acostumbrados, indicando en Propiedades que queremos utilizar iconos pequeños, pero estos temas ya se verán más adelante.

Otra novedad es que desaparece la SideBar, pero no así los gadgets, que son los mismos de Vista, y que ahora se pueden colocar de forma independiente, en cualquier lugar del escritorio.

Pero en esta primera toma de contacto, donde más diferencias con Windows Vista hay (y todas buenas, por cierto) es en el Menú Inicio y en la Barra de tareas.



El Menú Inicio ha pasado por una remodelación bastante grande, y aunque sin perder su apariencia (con relación siempre a Windows Vista), ha mejorado enormemente en todo lo referente al acceso a controles y configuración.



Nos encontramos ahora con una carpeta de Herramientas administrativas, donde se agrupan todas ellas. Esto es muy de agradecer, ya que estas herramientas en Windows Vista estaban bastante escondidas e incluso algo desperdigadas.



Se mantienen por lo demás las carpetas de Herramientas del sistema (dentro de Accesorios), que ya incluye el inicio de Internet Explorer (sin complementos) y la carpeta de Mantenimiento.



Cambia también el sistema de apagado, abandonando los iconos (¿Y a mí, que me gustaban esos iconos?) por un botón y un desplegable (que ya existía en Vista). Este botón es configurable, y se le puede asignar cualquiera de los valores referentes al apagado, apareciendo en el desplegable el resto de opciones.



Otro nuevo aporte que encontramos, en esta ocasión en la Barra de tareas, es que cuando en una agrupación hay varias ventanas diferentes, al posarnos sobre el icono se despliegan todas de manera independiente, haciendo mucho más fácil el elegir cual es la que queremos abrir. Esto parece ser el sustituto del sistema Flip3D, y hasta cierto punto es bastante más práctico.

Esto se complementa con otras visualizaciones elegibles desde el menú contextual de la Barra de tareas, que sería muy de desear que pasaran a mostrarse como iconos en ella. Estas visualizaciones son:



Modo Cascada, ya tradicional en Windows, y que solapa una con la otra.



Modo Apilado, que nos muestra una ventana debajo de otra.



Modo Espalda con espalda o Lado a lado, que las muestra una al lado de la otra.

Estos modos, como se puede ver, activan un enlace para desactivarlos y volver al modo normal. El modo Flip3D que ya conocemos en Windows Vista se activa mediante la combinación de teclas Windows + Tab.

Aun hay que anotar otros cambios.





La función de ocultar las ventanas activas pasa también al menú contextual de la Barra de tareas, como puede verse en las imágenes superiores.



Y una implementación realmente útil es que, en el Menú Inicio, junto a los últimos programas utilizados, se muestran también los últimos documentos abiertos. Esta función puede ser realmente muy útil para aquellos que trabajan habitualmente con un cierto número de programas, ya que, dependiendo del programa del que se trate, puede ahorrar bastante tiempo y pulsaciones del ratón.



Más arriba decía que los gadget eran los mismos que en Vista. Esto no es del todo cierto, ya que en concreto las Notas deja de ser un gadget como tal y pasa al menú inicio, a la vez que cambia en parte su comportamiento.



Estas notas se pueden colocar en cualquier parte del escritorio, al añadir una nueva nota (pulsando el signo + de una nota abierta si ya la hay) se crea una nueva nota, no una debajo de otra, como es el caso de esta función en SideBar, y se pueden configurar cada una con un color diferente (hasta un total de seis colores).

Bueno, pues estas son las principales novedades que nada más iniciar Windows 7 Beta nos vamos a encontrar. Es de esperar, como ya he comentado, que algunas de estas funciones se muestren como iconos en la Barra de tareas una vez salga la versión definitiva, ya que sería bastante más práctico y cómodo.

Pero no son estas las únicas novedades que Windows 7 Beta nos presenta, sino muy al contrario, hay muchísimas más, y en todos los campos. Ya les iremos mostrando algunas de estas novedades, sobre todo las que a buen seguro van a permanecer en la versión final.

CONCLUSION:

Espero que algunas de mis palabras al principio de este tutorial no sean mal interpretadas. En ningún momento son una crítica a Windows 7, que por otra parte tiene aportes realmente interesantes y buenos. Es más bien una crítica a la costumbre al parecer existente de crear falsas expectativas y de publicar como artículo de Fe cuestiones que cuando menos son equívocas o erróneas. Sin ir más lejos, hace solo un par de días leí un artículo en el que se hablaba de las bondades de Windows 7 y se afirmaba que su instalación tan solo ocupaba 2.4 GB, por lo que se podría instalar en cualquier máquina... cuando lo que ocupa 2.4 GB es el instalador.

Como ya he dicho, al menos esta Beta 1 tiene unos requerimientos muy similares a Windows Vista, pero seamos realistas, es que eso es normal. Si miramos TODOS los sistemas operativos (y recalco lo de TODOS), en cuanto que se le implementan funciones y, sobre todo, efectos gráficos, necesitan máquina para funcionar, necesitan disco duro y necesitan memoria. Esto es normal y lógico. Ya no estamos en los años '90, estamos a punto de entrar en el segundo decenio del siglo XXI, y un sistema operativo se tiene que adaptar ante todo a los avances tecnológicos de su tiempo. Estamos de acuerdo en que a todos nos gustaría que un sistema operativo funcionase en todo tipo de máquinas, pero seamos realistas, en todo caso, tanto Windows Vista como Windows 7 (al menos en esta versión, que es una Beta y además es la Ultimate, es decir, la más alta de gama) pueden tener problemas en ordenadores fabricados antes de finales de 2006, es decir, cuando salga a la venta Windows 7, con ordenadores con más de 3 años, y puede no gustarnos, pero hoy en día un ordenador con más 3 años es un ordenador cuando menos algo desfasado. Podemos argumentar que esto no es justo y que no debería de ser así, pero lo que no podemos es pretender que el progreso se detenga.

Además, nadie obliga a actualizar el sistema operativo en esos ordenadores. A veces me resulta cuando menos extraño oír hablar o leer sobre actualizar a Windows Vista un ordenador con 6 o 7 años a sus espaldas, sobre todo pensando en que una licencia de Windows Vista Home Premium sale por unos 250 euros, y el Ultimate por unos 350 euros, y que estos ordenadores sí que no van a rendir lo mismo que con Windows XP.

Yo particularmente llevo trabajando con Vista desde su salida, y nunca he tenido ningún problema de cuelgues, pantallazos, lentitud ni nada parecido. Es cierto que tengo un ordenador potente, pero es que en caso contrario no hubiera instalado Vista, hubiera seguido con XP, tal y como tengo otro de los ordenadores.

La impresión que he sacado de esta primera toma de contacto ha sido bastante positiva, y la frialdad que sentí al instalarlo se debió más que nada a lo leído en declaraciones, incluso de los mismos responsables de Microsoft, que parecen empeñados en tirar piedras sobre su propio tejado, a costa de crear falsas expectativas para contentar a un cierto sector, en vez de coger el toro por los cuernos, como se dice habitualmente.

Lo encuentro un buen sistema operativo, que soluciona algunos de los problemas que se le atribuyen a Windows Vista, y que una vez mejorados algunos puntos y convenientemente pulido, puede recuperar el terreno perdido (por otra parte, de forma en muchos casos totalmente injustificada) por Windows Vista.

Lo cierto es que lo que sí que deja es un cierto regusto amargo a los que utilizamos Vista, no en el sentido de defraudar, sino en el sentido de que, al menos yo, siento la sensación de haber instalado una beta de pago de Windows 7 al comprar e instalar Windows Vista.

En cuanto a drivers y demás, es muy prematuro hacer cualquier tipo de valoración, por lo que, en ese aspecto, todo lo que se diga va a tener una muy pequeña significación. Para ello sí que habrá que esperar a la salida de la versión definitiva, pues, además, que una Beta tenga una mayor o menos compatibilidad o facilidad para instalar un driver u otro no tiene mayor relevancia.

Va a ser normal que haya periféricos que no se puedan instalar por no funcionar los drivers de Vista, al igual que va a ser normal el caso contrario, es decir, que haya periféricos que funcionen sin problemas con los drivers de Windows Vista, pero repito que esto, a estas alturas, carece totalmente de relevancia.

Estaré a la espera de nuevas noticias, sobre todo referentes a las distintas versiones que de Windows 7 se vayan a sacar al mercado, pues lo que sí que sería deseable es que hubiera una versión con bastantes menos requerimientos, pero eso sí, que no se espere que esa versión vaya a ser igual que la Ultimate, una versión sin tatas florituras ni tantos complementos o funciones, pero sí superior a Windows XP, y que funcione con máquinas en las que Windows XP funciona sin problemas (y digo sin problemas, no tan solo que sea capaz de arrancar). Una versión que funcione bien con procesadores a partir de 800 MHz y con 512 MB de RAM (con menos es que ni merece la pena) sería muy deseable.

Esperemos que cuando salga a la venta este nuevo Windows 7 no sea a unos precios exorbitados, como pasó con Windows Vista (que salió al mercado con unos precios un 40% superior a los actuales) y, sobre todo, y ya que la propia Microsoft ha reconocido los fallos de Windows Vista, a ver si hay alguna especie de plan renove a unos precios realmente asequibles, más que nada para que los miles de usuarios que hemos comprado nuestra licencia de Windows Vista no nos sintamos engañados (o, en algunos casos, más engañados).

Y por cierto, estamos utilizando una versión BETA, es decir, una versión de evaluación. Estas versiones se publican no solo para disfrute del personal, sino para recoger opiniones y sugerencias de los usuarios que las instalan.

En el escritorio hay un icono que dice Send Feedback



También podemos encontrar en las ventanas que suponen una novedad un enlace con esta misma leyenda. Se trata de un enlace para enviar un mensaje con nuestra opinión sobre ese elemento en cuestión. Si tienen algún comentario que hacer, alguna sugerencia o detectan algún problema, lo lógico es utilizar estos enlaces y comunicárselo a Microsoft, que son los que pueden solucionarlo, y no decírselo al amiguete de turno, que en todo caso puede darnos la razón o no, pero en ningún caso va a poder hacer nada al respecto.

Como ya he dicho, en sucesivos tutoriales iremos repasando algunas de las novedades de Windows 7 en su versión Beta 1. En este se trata tan solo de comentar las impresiones que he tenido y, si acaso, de dar un rápido repaso a algunas diferencias que vamos a encontrar en el escritorio y su entorno (Barra de tareas y Menú Inicio), pero en todo caso sin entrar en mayores profundidades.



Tags: Caracteristicas, Windows 7
Opiniones de nuestros lectores:
Ver más Tutoriales
InicioNoticias
^ SubirAviso legal
Política Privacidad
Configurarequipos12 Diciembre 2018